Mi matrimonio, cortesía de LOA

Es finales del año 2003,  divorciado un par de años antes y terminando en ese momento un noviazgo corto.   Me encuentro en ese momento enfocando la mayor parte de mi tiempo y energía en mi empresa, que en aquellos momentos comenzaba a dar los primeros resultados, por lo que me encontraba en un momento de mucha satisfacción.  La satisfacción es una emoción cercana a la alineación, por lo que eso pudo tener influencia en la manifestación que se me presentó en aquel entonces.

Un día de ocio me encontré en internet una página para buscar pareja. No lo recuerdo bien, pero es probable que me llegara la información en algún correo publicitario.   Aunque, sabía de la existencia de este tipo de sitios, jamás había tenido el interés Parejadedospor usarlos.  Sentí curiosidad al ver el formulario donde te pedían que describieras a tu pareja ideal para encontrar candidatas con esas características.  Y no porque quisiera utilizar el sistema para encontrarla, sino que me inspiró a hacer un poco de retroalimentación para descubrir si tenía claro cuáles eran las características de mi pareja ideal.

Antes de continuar, y para ofrecer un poco de contexto en el tema, mencionaré que en la Ley de Atracción, las experiencias o “el contraste” (como le llama Abraham [Hicks]; principalmente a las experiencias que nos generan emociones negativas) hacen que disparemos “cohetes de deseo” al Universo, con aquello que deseamos.  Tanto las experiencias positivas como las negativas nos ayudan, sin siquiera saberlo, a clarificar nuestras preferencias o deseos.   Hoy entiendo que en aquel momento mi divorcio y el rompimiento con una novia me facilitaban definir y clarificar las características de mi pareja ideal; debido a que tenía tan fresco lo que no quería de una pareja.    Cuando vivimos el contraste identificamos lo que no queremos, y en automático, aunque la mayoría de las veces de forma inconsciente, identificamos lo que deseamos en su lugar.

Así que el recientemente contraste vivido con mis parejas me permitía tener claridad con respecto a lo que no deseaba, por lo que, al encontrar ese sitio para encontrar pareja… me sentí inspirado a traer a mi consciencia las cualidades que deseaba tener en mi pareja ideal.  No me dí de alta en el sitio, y por lo tanto tampoco puse la lista.  No era mi interés encontrarla por ese medio.   Pero, me interesaba hacer el ejercicio de clarificación.    Así que lo escribí en un archivo separado que nadie, más que yo podría consultar.   Debido a mi ignorancia sobre LOA en ese entonces, no me di cuenta que estaba haciendo una lista de aspectos positivos, y que me podría servir para atraer a una pareja.   Simplemente lo hice porque me nació hacerlo, y me sentí muy bien al hacerlo.

Hasta lo que recuerdo, las cualidades con que describí a mi pareja ideal en aquel momento fueron más o menos las siguientes:

  • inteligente
  • simpática
  • tierna
  • que tenga buen gusto
  • extrovertida, pero que no tenga la necesidad de pasársela en fiestas o con amigos
  • trabajadora
  • honesta
  • bondadosa
  • que le gusten los niños
  • amorosa
  • romántica
  • segura de sí misma
  • fiel
  • que me acepte y valore como soy.

Nada exigente, ¿verdad? 😉  (léase mi tono irónico, por favor) Pero, como dice LOA (Law of Attraction), los límites los ponemos nosotros con nuestras creencias, y en ese momento no pensaba en si sería factible o no encontrar a alguien así. Tan sólo me interesaba clarificar mis ideas con respecto a ese tema.  El Universo es una fuente infinita de recursos; sólo tienes que querer tenerlo y creer que lo puedes tener, para que se manifieste en tu realidad.  Aunque, repito, en ese momento yo no conocía LOA, ni me imaginaba el poder que podría tener el ejercicio que estaba realizando ante la inspiración de ese momento.ParejaChimenea

Al ir describiendo la lista me imaginé con esa pareja virtual frente a una chimenea encendida, sintiendo la tranquilidad y emoción de su compañía.  Sin saberlo estaba poniendo un ingrediente clave para la manifestación: 17 segundos o más de deseo puro sin pensamientos de resistencia; los mínimos necesarios para activar el impulso de un deseo.

Hoy que conozco LOA comprendo que, cuando escribí las características y cualidades de mi pareja ideal en aquel momento, mi estado de ánimo era el ideal para poder manifestar mi deseo.  Me sentí feliz tan sólo de imaginar en tener una persona así a mi lado.  Al pensar en ella y hacer su descripción, no había en mí la carga emocional negativa típica que muchas personas sienten cuando necesitan desesperadamente a una pareja a su lado.   No me sentía acongojado, en soledad, triste ni desesperado por tener una pareja a mi lado.  Simplemente me sentí inspirado en clarificar lo que deseaba en ese aspecto específico de mi vida, y al hacerlo sentí amor por esa idea.

Es probable que si hubiera conocido en aquel entonces cómo funciona LOA, el resultado no hubiera sido el que obtuve.  Pues, cuando haces un ejercicio/juego de LOA, es mejor evitar hacerlo con la intención de manifestar, y simplemente hacerlo porque se siente bien.   De lo contrario activamos las vibraciones de la ausencia de eso que deseamos en nuestra realidad.   Así lo hice en ese momento; y seguramente por eso todo se dio de una forma tan fácil y perfecta.  Uno de los aspectos más difíciles para los seguidores de LOA es el hecho de no realizar los ejercicios para manifestar, sino para sentirse bien.   Es la mejor manera para que la manifestación llegue más fácilmente.

La manifestación de mi pareja ideal

[Señal 1] A los pocos días de haber realizado este ejercicio, por azares del destino (hoy sé que no fue por eso, pero así lo pensé entonces) reapareció en mi vida una gran amiga, ex-compañera de mi trabajo anterior, que había dejado de ver un par de años atrás.   Cuando convivimos en el trabajo, cada uno estaba casado con su respectiva pareja, por lo que ninguno de los dos había mostrado un interés más allá de una amistad de mucha confianza y empatía.  Nos gustaba salir a comer, divertirnos y contarnos nuestros secretos.   Algunos de nuestros compañeros nos contarían después que sospechaban que había algo más que una amistad, por lo bien que nos llevábamos, pero nunca fue así.   Cuando dejé de trabajar en esa empresa nos distanciamos, pues ya no teníamos un pretexto para mantenernos en contacto, debido que los dos estábamos casados con otras personas.   Al reencontrarme con ella, tomé conciencia de que esta amiga tenía precisamente las cualidades que había descrito apenas unos días antes, pero como no quería echar a perder la amistad, no le comenté nada al respecto.

[Señal 2] Al reencontrarnos yo ya me había divorciado, pero ella seguía casaParejadivorcioda.  Por lo que en principio no me pasó por la mente que pudiera ser ella quien mi pareja ideal, sino mi amiga de mucho tiempo.   Pero, para mi sorpresa, cuando nos encontramos me comentó que tenía problemas en su matrimonio, y al poco tiempo decidió separarse.     Cuando lo hizo, ella seguía sin saber acerca de mi ejercicio.  Puedo asegurar que no había una influencia obvia de mi parte para que se divorciara.    Aunque, no puedo asegurar la forma en que nuestras vibraciones influyeron en sus decisiones.   Dicen que la desgracia de unos es la fortuna de otros, y el Universo así lo quiso.   Mientras su esposo perdía a una gran mujer, todo se acomodaba para que yo pudiera manifestar a mi pareja ideal en ella.

[Señal 3] Comenzamos a salir con cierta frecuencia, y un día que fuimos a comer para celebrar su cumpleaños, me preguntó:  “¿cómo sería tu pareja ideal?”  ¡Mi reacción fue de sorpresa!  Me pregunto si no me ruboricé con la pregunta.   En todo el tiempo en que habíamos sido amigos nunca me lo había preguntado, y justo ahora que había yo hecho el ejercicio y que estaba tomando consciencia de la forma en que ella cumplía con todos mis requisitos, me hacía esa pregunta.   Por un momento me sentí como si me hubiera descubierto en una travesura, o como si alguien le hubiera contado mi secreto.    Debido a que yo en ese momento tenía bastante activas las vibraciones sobre el tema, con toda seguridad y confianza le respondí a su pregunta con los puntos de mi lista.

No me lo dijo en ese momento, pero tiempo después me platicó que al ir escuchando cada cualidad que le mencionaba, notaba que coincidía con sus propias características (lo cual me hizo confirmar que también cumplía con el requisito de ser una persona segura de sí misma 🙂 ).  Hoy en día me platica que quedó sorprendida cuando al terminar con mi lista, se sintió totalmente identificada con ella.   Sintió, al igual que yo, que la persona a la que había descrito con mi lista era precisamente ella.   Pero, debido a que nuestra relación era de amistad, lo sintió como una simple casualidad y no como una declaración de amor.  Así que en ese instante no me hizo ningún comentario al respecto.   Yo en ese momento ya reconocía que ella encajaba perfectamente con esa descripción, pero no quería forzar las cosas, para no echar a perder nuestra amistad.  Su divorcio era algo que apenas estaba en proceso, así que no lo consideré apropiado.

[Señal 4] Según nos fuimos tratando más, y su proceso de divorcio avanzó, descubrimos más intereses ParejaZapatitosen común.  Siendo el punto mayor de coincidencia el deseo de ser padres, siendo esta la razón principal que nos llevó a dar el siguiente paso e intentar una relación de pareja.    Pero, como la Ley de Atracción no se equivoca, comprobé y sigo comprobando que efectivamente, ella era la persona que cubría a cabalidad todos los requisitos para ser mi pareja ideal.  Así que poco tiempo después formalizamos nuestra relación y con el tiempo tuvimos 2 hermosas y maravillosas hijas.  Hoy somos una familia muy feliz, llena de las bendiciones que LOA nos ha traído.

Si quieres conocer algunos  de los milagros que hemos tenido como familia, puedes leer el testimonio donde explico los detalles increíbles que nos permitieron manifestar a nuestra primer hija en “Un bebé, cortesía de LOA”

El método que usé para la manifestación

Como ya lo comenté, en aquel entonces yo desconocía los conceptos de la Ley de Atracción.   Así que lo que hice fue seguir simplemente mi inspiración y mi deseo de ser feliz, precisamente de lo que se trata LOA.   Hice mi lista para sentirme bien; para clarificar mi deseo.  No para manifestar a mi pareja.

Incluso, después de hacer la lista, no me dí a la tarea de buscar a una persona que cubriera esas cualidades.   Mi lista no pretendía ser un tipo de plan o meta con la cual me propusiera encontrar a alguien que encajara con mi descripción.  Con mi reciente divorcio y rompimiento con una novia, no sentía ningún tipo de urgencia por comenzar una nueva relación (lo cual es útil para poder manifestar).   Tan sólo fue un ejercicio en un momento de inspiración, mismo que guardé en seguida y no volví a tocarlo (otra práctica recomendada de LOA, desconocida en ese momento por mí)

Cuando describí aquel día a mi pareja ideal, no pensé en mi amiga ni en nadie más.  Tan sólo quise clarificar en mi mente las cualidades que más me llamaban la atención.  Al hacerlo me sentí enamorado de esa persona virtual sin nombre.  Gracias a eso, sólo se necesitaron unos pocos días para que LOA hiciera de las suyas, sincronizando todo para que volviéramos a encontrarnos.  Los tiempos de LOA son tan perfectos que al encontrarnos, ella estaba comenzando su proceso de divorcio, y pude reconocer en ella las cualidades que había escrito en mi lista.

Los autores más escépticos de LOA hablan de la necesidad de la acción para poder manifestar, pero Abraham [Hicks] menciona que el Universo se encargará de la mayor parte del trabajo si estás en el estado emocional apropiado para recibir lo que deseas.  Y este fue uno de tantos casos donde lo comprobé.  Pues, no tuve que salir a buscar a mi pareja ideal, sino que el Universo la llevó a mí, casi de inmediato.  Es difícil de creer, pero LOA no es simplemente una teoría de psicología positiva u optimismo.   Hablar de LOA es hablar de milagros; de sucesos y casualidades que parecen magia.   Y esa es la parte que más nos cuesta trabajo creer, incluso para quienes estamos ansiosos de creerlo.

ParejaPlayaDios o la Ley de Atracción

Antes de conocer LOA, mi esposa y yo describíamos nuestro encuentro como una situación milagrosa y casual que se dio en nuestras vidas gracias a Dios.  De cualquier forma, describirlo así o describirlo como un producto del poder de la ley de atracción es cuestión de semántica; para mí significa exactamente lo mismo.   La ley de atracción es la ley número 1 del Universo, la que crea mundos y expande al Universo, y nos puede dar todo lo que queramos… y ¿qué es Dios?  Dios es el amor y la inteligencia infinita que desea que seamos felices y nos brinda los caminos para poder conseguirlo.  Así que, hoy sé que efectivamente fue Dios quien intervino para que nos reencontráramos en ese momento, y fue LOA quien respondió a nuestras vibraciones para permitir este milagro.

Yo en aquel entonces no sabía nada acerca de la Ley de Atracción.  Viendo en retrospectiva esta anécdota, compruebo que LOA funciona aún y cuando la conozcas o no, la entiendas o no, la creas o no.   Es parte de la vida diaria y te da el poder de manifestar tu realidad.  Y funciona a partir de nuestro deseo básico de sentirnos bien.   La buena noticia es que, cuando tenemos el conocimiento sobre la forma en que funciona LOA, podemos dejar de crear nuestra vida por default, y dirigir intencionalmente nuestras emociones y pensamientos para aprovechar el poder de LOA y crear una vida formidable y feliz.  ¿Tú qué escoges?

Como ya lo mencioné, y como resultado de aquella manifestación, hoy tengo dos hijas increíbles, producto también de LOA ¡por supuesto!  pero, esa …esa es otra historia que contaré en otra ocasión. 😉

Aprovechando lo aprendido

Si lo pongo en términos de los procesos de LOA (Law of Attraction), creo que fue una combinación de 3 ejercicios o juegos recomendados por Abraham los que realicé durante este proceso, sin tener idea que lo estaba haciendo:

  1. El deseo puro de 17 segundos,
  2. La Realidad virtual y
  3. El libro de aspectos positivos

Estos y todos los demás procesos o juegos de LOA los iré explicando dentro de este sitio.  Pero, veremos que la mayoría de ellos son cosas que hacemos por intuición para sentirnos mejor. Es nuestro GPS divino que funciona de manera natural en nosotros, pero que descomponemos cuando interponemos todo tipo de creencias y pensamientos de resistencia.

Te recomiendo que te inscribas al boletín para que recibas la información completa y obtengas los milagros que quieras de forma intencional , utilizando la Ley de Atracción, como lo he hecho yo.

Ahora sólo te pido que me dejes un comentario para saber que alguien está leyendo los artículos que estoy dejando.  Me dará mucho gusto saber de ti.

Te deseo unas felices manifestaciones.

El aprendiz de LOA

Otros testimonios…

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Déjame saber si te gustó con un comentario

14 Comentarios sobre "Mi matrimonio, cortesía de LOA"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
Esmeralda
Invitado

Me quiero divorciar al no sentirme amada, protegida y correspondida. Soy cabeza de familia y gano mucho más que mi marido. Siempre que pienso en el divorcio termino compadeciendolo, se que no hará nada sin mi (demostrado). Quiero pedir por el, que encuentre trabajo, motivación, una pareja, y que tenga actitud para sacar adelante a nuestra hija. No quiero verlo minado. Creo que al pedir por el confundo al universo sobre mis sentimientos. Es correcto? Que debo hacer. ?
Yo quiero encontrar a mi otra parte y vivir con alguien que me haga sentir deseada, amada y querida.

vec
Invitado
Hola!! Me encantó tu historia, todo sucedió de una manera mágica y me encantan este tipo de historias!! Yo quisiera comentarte una situación actual, que no sé cómo manejar o que hacer. Estoy casada, año y medio. Sin embargo, no me siento feliz. Cada vez me doy más cuenta que el no es para mi. A mí me gusta salir, a donde sea viajar etc. A el no. Y pues me enoja pero pues el la tiene fácil ya que yo me yen “adaptado” a el. El cada vez se preocupa más de la inseguridad del país. Y pues entre… Leer más »
Annie
Invitado
Que padre historia!!! Yo soy muy afortunada tambien tengo poco de casada y el hombre que tengo a mi lado cumple con todas las caracteristicas que siempre imagine desde niña, recuerdo que me gustaba imaginar como sería mi vida cuando estuviera casada y ahorita es tal como me la imaginé estaba poniendo en práctica la ley de atracción sin saber que existía!!! Tengo un matrimonio en el que gracias a Dios ambos somos muy felices por lo mismo trato de mantenerlo al margen de la gente y no dar muchos detalles sobre lo felices que somos por que nunca falta… Leer más »
gloria hernandez
Invitado

Estoy muy agradecida y entusiasmada habia leido algunos libros de atraccion pero no entendia pero ahora con esto que usted escribe y explica para mi es maravilloso quiero cambiar muchas cosas en mi vida mil gracias

trackback

[…]   Dejamos de vernos durante un tiempo, y por azares del destino (pueden ver el artículo de Mi Matrimonio, Cortesía de LOA) nos reencontramos.  La vida, o LOA, nos unió cuando ya estábamos divorciados o en proceso de […]

La super mamá
Invitado

Wow!.fantástica e increíble está historia, llena de magia y con un final feliz. Gracias por compartirla.