Un bebé, cortesía de LOA

Mi ex esposa y yo no pudimos tener hijos durante nuestro matrimonio de 5 años.  Incluso nos realizamos estudios de fertilidad para tratar de encontrar la razón, pues deseábamos tener un bebé.  Pero, a pesar de eso nunca lo conseguimos.

Coincidentemente mi actual esposa, antes de casarse conmigo, estuvo en una situación similar.   También tuvo un matrimonio anterior que terminó en divorcio, y en el cual, a pesar de los estudios que se realizó junto con su entonces esposo, nunca pudieron tener hijos.

A mí me fascinan los niños, y tuve la fortuna de tener varias sobrinas con las que conviví mucho cuando estaban pequeñas.  Algunas de ellas las veía y procuraba casi como si fueran mis hijas.   ¡Mi relación con ellas era fantástica!

Aunque no sentía un deseo consciente de tener un hijo, definitivamente considero que uno de mis mayores dones y alegrías es mi capacidad para relacionarme con los niños pequeños; por lo menos con mis sobrinas así fue.  Tengo una preferencia especial por las niñas ¡Adoro a las niñas!  Seguramente porque dentro de mi propia familia conviví mucho más con mis hermanas que con mis hermanos, y después tuve la suerte de convivir muy de cerca con algunas sobrinas desde que eran bebés.   En mi vórtex, no cabe duda que ser padre de una niña con ciertas características específicas era un deseo que fui engendrando con el tiempo.Infertilidad

Mi actual esposa, tenía tantos deseos de ser madre, que incluso en medio de problemas con su entonces matrimonio, evitaba el divorcio por el miedo a que eso significara perderse de la experiencia de ser madre.  Le preocupaba la probabilidad de que al divorciarse, no pudiera encontrar a tiempo otro candidato para hacer realidad su sueño de ser madre.    Estaba decidida a sobrellevar un matrimonio problemático si eso le permitía tener un bebé.  Creencia que mantenía a pesar de que los estudios de fertilidad que se hicieron no favorecía esa posibilidad.   Pero, al final tomó la decisión de divorciarse.

Ella y yo fuimos grandes amigos varios años antes, sin mayores intenciones, cuando cada quien vivía en su respectivo matrimonio.   Dejamos de vernos durante un tiempo, y por azares del destino (pueden ver el artículo de Mi Matrimonio, Cortesía de LOA) nos reencontramos.  La vida, o LOA, nos unió cuando ya estábamos divorciados o en proceso de divorciarnos de nuestras respectivas parejas.   El inicio de nuestra relación de pareja fue un poco diferente a lo normal, pues antes de pensar en una relación amorosa pensamos en nuestro deseo mutuo de ser padres.

Incluso, llegamos a pensar en tener un bebé sin necesidad de formar una pareja sentimental, y ni siquiera vivir juntos.   Era extraño, pero seguramente no seríamos los primeros ni los últimos que harían algo así.

En ese momento no nos detuvimos a pensar en la posibilidad de que nuestro plan no funcionara.  Recordemos que ambos vivimos una historia paralela de infertilidad en nuestros matrimonios anteriores.    ¿Cómo fue que no Infertilidad2dudamos de nuestro objetivo?  No lo sabemos.  ¿Será que en el fondo no queríamos que un hijo nos atara a matrimonios infelices? No lo podemos saber, pero es una probabilidad, dada la forma en que LOA funciona.   No importa que en aquel momento ninguno de los dos supiéramos nada acerca de la ley de atracción.   Recordemos que LOA funciona todo el tiempo, lo entendamos o no, nos guste o no, lo queramos o no.

Una vez que platicamos acerca de tener un hijo juntos, iniciamos una relación de noviazgo que duró alrededor de un año. Decidimos darnos la oportunidad de conocernos más allá de la bonita amistad que durante mucho tiempo sostuvimos.   Al año decidimos que estábamos listos para ir adelante con nuestro plan de tener un hijo.  Por supuesto, sabíamos que eso llevaría un tiempo, si es que llegaba a darse el embarazo, dados nuestros antecedentes.

Pero, para nuestra gran sorpresa !No hubo necesidad de esperar¡  Justo el mismo día en que decidimos continuar con nuestro plan y …comenzamos a trabajar en ello 🙂 , ¡quedó embarazada!

No un año después, no un mes después, ¡ni siquiera una semana después!  Justo el día en que decidimos que queríamos al bebé ¡ocurrió!

¡Wow!  ¡No lo podíamos creer!  Y aún ahora nos cuesta trabajo creerlo.

¿Cuáles eran las probabilidades de que eso ocurriese tan rápido, dados nuestros antecedentes de posible infertilidad?  Cualquiera pensaría que serían muy bajas.

Pero, quedó demostrado lo contrario, pues ella comenzó con los síntomas de embarazo en menos de una semana, como mareos y antojosSintomasEmbarazo. Bromeábamos en aquel entonces sobre esos síntomas, diciendo que eran síntomas de que ya había quedado embarazada.   Lo decíamos como broma, porque nos parecía imposible que hubiera ocurrido tan rápidamente.

Cuando le comentamos posteriormente a un ginecólogo, nos comentó que era casi imposible que tuviera síntomas a tan pocos días de haber quedado embarazada.    Pero, los estudios demostraron a los pocos días que, efectivamente, había quedado embarazada justo el día que lo decidimos.  Y que cuando comenzó con los síntomas, ya estaba en ese estado.  Eso también lo comprobamos por los meses que transcurrieron hasta que nació el bebé.

Nadie nos puede explicar la razón por la que en menos de una semana ella ya tenía síntomas.  Algunos supondrán que era psicológico.   A nosotros nos gusta pensar que fue un milagro.  Y hoy en día, con el conocimiento que tenemos, nos gusta pensar que fue LOA.

Creo que ambos estábamos en ese estado de permisividad que se necesita para manifestar lo que deseas, y en el que las manifestaciones son casi instantáneas.   Por una parte, ambos deseábamos con todo nuestro corazón tener un bebé; como ya lo comenté, al principio era mayor este deseo que el de formar una relación sentimental.   Y por otra parte, en ese momento no sentíamos prisa porque ocurriera rápidamente;  asumíamos que lo lógico sería que sucediera después de unos dos años.

Y como ya lo dije, por alguna extraña razón ninguno de los dos pensaba en el hecho de que nuestras experiencias anteriores eran un indicador de que la probabilidad de un embarazo fuera baja.   De acuerdo a LOA, si hubiéramos tenido ese pensamiento y preocupación, quizás ella no habría quedado embarazada tan rápidamente.

Como siempre, con LOA, muchos pueden darle el mérito a la buena suerte o tachar los eventos como casualidades.  Pero, cuanbebedo las casualidades llegan a tu vida constantemente en seguida de que te enfocas en ellas, especialmente con las cosas que más deseas, y cuando ocurren bajo circunstancias que nadie se puede explicar, yo prefiero darle otro nombre.  Prefiero llamarle manifestaciones de la Ley de Atracción o incluso milagros que Dios trae a nuestra vida.

Yo quería una niña, pues ya había tenido varias sobrinas, varias de las cuales había cuidado muy de cerca y me fascinaban.   Había convivido poco con niños, pero era suficiente para convencerme que prefería a las niñas.

Pero, al sacar los estudios el doctor nos dijo que sería un niño, lo cual no me hizo muy feliz, pues yo tenía puestas mis esperanzas en que fuera una niña.   Pero, ya que así eran las cosas, decidí hacer la paz con esa situación y ver los aspectos positivos de tener un niño.  Pensé en todos los juguetes que podría comprarle y todo lo que podría jugar con él.   Hice lo que recomienda Abraham cuando no tienes lo que deseas: hacer la paz con la situación que vivas, y que si lo haces, podrías tener la manifestación que deseas, o encontrar en la situación actual tus deseos.    No  puedo asegurar que eso haya generado algún tipo de cambio, o fue simplemente un error del doctor, pero cuando creció más el feto el doctor nos hizo un cambio en la información, indicándonos que no era niño, que era una niña.    No me importa lo que haya sido, pero la noticia me hizo muy feliz, pues de verdad quería una niña, y ahora que está grandesita, sigo convencido de que yo nací para tener niñas (mi segunda bebé también fue niña).

El embarazo fue de alto riesgo, y en uno de los estudios que le hicieron a mi esposa nos dijeron que el bebé venía con síndrome de Down.  Fue un golpe muy duro, pero decidí nuevamente aceptar esa situación y darle todo mi amor a esa bebé.   Sería la niña con Down más querida.

Pero, al sacar el estudio más adelante, el doctor nos informó que ya no aparecía ese problema; que ¡sería una niña sana!   Igual que cuando nos informaron sobre el sexo de la bebé, esto pudo haber sido un error.  No hay forma de saberlo, pero no me importa.   Y honestamente no hice los ejercicios de apreciación en ninguna de las dos situaciones con la intención de evitar el problema, lo hice con la intención de ponerme en paz con la situación y de ofrecer todo mi amor independientemente de su situación o sexo.   Si fue eso lo que cambió las cosas, o fue un error, no me importa.   Lo que me importa es que nació una hermosa niña sana.

Como lección aprendida en estos casos puedo mencionar estos puntos importantes, que tú también puedes usar para manifestar en tu vida las cosas que deseas:

  1. El estado de permisividad en el que nos encontrábamos en aquel momento, sin prisas, ansiedades o alguna otra emoción negativa.  Al contrario, sólo había emociones positivas como amor, emoción, paciencia, optimismo y felicidad.
  2. Querer y creer, son las dos cosas que se necesitan para poder manifestar lo que deseas.   Nosotros cumplíamos con ese requisito, pues existía un deseo intenso y puro de ambos por manifestar lo que queríamos y creíamos que tarde o temprano ocurriría.
  3. Una presencia nula de resistencia en nuestros pensamientos y emociones.  No teníamos duda de que lograríamos el embarazo, y no nos importaba cuándo.  A pesar de las experiencias mutuas que podrían demostrar que no éramos buenos candidatos para un embarazo, por alguna razón no nos preocupaba esa posibilidad.

Lo que amerito al 100% a LOA es el hecho de que mi esposa haya quedado embarazada en el instante en que decidimos que queríamos una bebé, después de nuestro historial en los matrimonios anteriores.   El sexo de la bebé y el hecho de que no estuviera enferma es algo que pudo ser simplemente un error, pero lo comento para ponerlo a consideración de cada persona.

Espero que les haya gustado esta anécdota, y que les ayude a confiar en que ustedes también pueden manifestar sus deseos si así se lo proponen y entrar al estado de permisividad necesario para lograrlo.

Y por favor, déjame un comentario para saber que alguien está leyendo los artículos que estoy dejando.  Me dará mucho gusto saber de ti.

Te deseo unas felices manifestaciones.

El aprendiz de LOA

Otros testimonios…

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

I agree to have my personal information transfered to AWeber ( more information )

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

7
Déjame saber si te gustó con un comentario

avatar
4 Comment threads
3 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
AdrianaCarlaMi matrimonio, cortesía de LOA - El Aprendiz de LOAaprendizdeloaDany Recent comment authors
más nuevo más viejo más popular
Adriana
Invitado
Adriana

ohhhh muy bueno!…siiii ahora entiendo mejor esta parte….gracias por recomendarme este artículo! ya ves? esto también es una manifestación! un artículo especifico del tema!…que genial es esto de LOA….pues a seguir creando! FELICES MANIFESTACIONES!

Carla
Invitado
Carla

Qué emocionante tú experiencia. Entiendo algo sobre LOA y practico en la medida de lo posible o imposible las enseñanzas de Abraham. Sin duda mantenerse en estado feliz pase lo que pase, es el reto.
Quisiera mucho embarazarme. He tenido dos pérdidas. Tengo mucha esperanza , a ves los 42 años me provocan preocupación. Pase varios años evitando estresarme, igual mi esposo, pero de pronto pensé si ha sido un error. En fin. Todo de bueno paRa ustedes.

trackback

[…] [Señal 4] Según nos fuimos tratando más, descubrimos más intereses en común.  Siendo el punto mayor de coincidencia el deseo de ser padres, punto por el que decidimos probar suerte como pareja con la intención de cumplir ese deseo, sin saber aún si coincidiríamos del todo como pareja.   Pero, como la ley de atracción no se equivoca, comprobé y sigo comprobando que efectivamente, ella era la persona que cubría a cabalidad todos los requisitos para ser mi pareja ideal.  Así que poco tiempo después formalizamos nuestra relación y tuvimos 2 hermosas y maravillosas hijas, y hoy somos una familia y una pareja muy feliz,… Leer más »

Dany
Invitado
Dany

Si me gustó, necesito ayuda para estar en estado de permisividad, a pesar de que tengo una vida muy feliz, es devastador para mi cuando cada mes tengo la regla y me decepciona que no lo he conseguido en más de 3 años. Se que llegará ese día, pero hasta ahora no he conseguido mantenerme vibrando positivamente cuando veo que la respuesta otra vez fue no. Muchas gracias por compartir tu historia, espero pronto compartir la mía.