LOA me acompaña a mis vacaciones en Nueva York

Si leíste uno de mis artículos recientes, te enteraste que estaba preparándome para tomar unas vacaciones con mi familia y visitar por primera vez la Gran Manzana: Nueva York (ver Un viaje a Nueva York, cortesía de LOA).  Este nuevo artículo es la continuación de aquel, donde te platicaré las sorpresas que LOA (Law of Attraction) nos brindó en ese viaje.

Por supuesto, disfrutamos mucho de nuestras vacaciones en esa ciudad.   Un viaje como este, en un destino lleno de lugares históricos y maravillosos, eleva fácilmente  tus vibraciones.  Como dice Abraham [Hicks]: “no importa el pretexto que utilices para elevar tus vibraciones o alinearte“.

Está muy bien realizar los procesos o juegos de la ley de atracción, pero las actividades que más disfrutas también te ayudan a subir tu nivel vibratorio, y por lo tanto tus manifestaciones.   ¿No te agrada la idea de que tus actividades favoritas puedan incrementar tus manifestaciones?  Si pensabas que aplicar LOA requería algún tipo de sacrificio, significa que aún te falta por aprender algunas cosas acerca de la esencia de LOA.

viajenycCuando entiendes y aceptas que tus emociones positivas son la inversión más importante en tu vida para manifestar las cosas que deseas, entonces haces todo lo posible por disfrutar aún más tus actividades del día a día.   Y eso hice precisamente en este viaje a NYC; me esmeré en disfrutar y apreciar cada minuto de mi viaje.

Definitivamente regresé feliz, y listo para manifestar otros maravillosos viajes a lugares igual de extraordinarios o a tener experiencias que me dieran ese mismo tipo de emoción.   Tú también puedes hacerlo. Recuerda que puedes ser, tener y hacer todo lo que tú quieras, si haces lo necesario para recibirlo cuando el Universo te lo tenga preparado.

Supongo que el estado de felicidad y sorpresa en el que nos encontrábamos durante el viaje facilitó que nos ocurrieran las manifestaciones que estoy a punto de compartir contigo.    Algunas fueron eventos sencillos que nos confirmaron las vibraciones que emitimos sobre algún tema que llamó nuestra atención.  Otras, fueron increíbles ejemplos de lo que la mezcla del deseo y la confianza pueden conseguir gracias a esta Ley Universal.

Asientos de primera o de tercera en Broadway

La primer manifestación especial durante nuestro viaje (partiendo de que todo lo que nos ocurre es una manifestación) sucedió en Broadway, la zona más famosa del mundo para ver las obras teatrales más importantes.   Allí disfrutamos de la obra musical adaptada al teatro del cuento de Aladdin.   Probablemente hayas visto la película de Disney basada en la historia de Aladino y la lámpara maravillosa, donde el genio le cumple tres deseos a Aladino.  Muy ad hoc por cierto, con la Ley de Atracción, pues algunos han comparado a LOA con ese genio que te concede tus deseos.

Para poner en contexto la manifestación, te contaré que unos días antes de partir al viaje investigué dónde comprar los boletos de esta obra con los mejores asientos y al mejor precio posible.   Hay sitios en internet donde se pueden conseguir ofertas especiales para los espectáculos, así que esperaba encontrar algo así.  No corrí con mucha suerte – o por lo menos esa fue mi primer y por lo visto equivocada impresión- pues los sitios web con los mejores precio, no me inspiraban la suficiente confianza para realizar la compra en línea ahí.

aladdin-on-broadwayDespués de un rato de buscar, decidí resignarme y comprar los boletos a precio normal en un sitio que me daba más confianza.  Aunque esto significara sacrificar la ubicación de los asientos, para no sobrepasar el presupuesto asignado.  Yo quería conseguir mejores lugares sin tener que pagar tanto, pero al no encontrar lo que yo quería, supuse que no había hecho mi trabajo vibratorio.  Así que acepté las cosas como se me presentaron.

Me reconforté pensando: ¡Vamos a conocer Broadway!  ¡Voy a poder gozar de una una maravillosa obra en la capital del teatro musical con toda mi familia! ¡Qué importa si los asientos estén adelante o atrás, es un privilegio que hay que apreciar! Supongo que esto ayudó a la manifestación, pues es esencial hacer paz con la situación que estamos viviendo si queremos manifestar algo mejor.

Días después, ya en Broadway, llegamos al teatro antes de la función que nos correspondía.   Me presenté en la taquilla con el comprobante impreso de mi compra en línea, misma que debía de intercambiar por nuestros boletos.   Por cierto, cuando realicé la compra en línea no me indicó exactamente qué lugares nos tocarían, sólo que correspondían a la zona media del teatro; al mezzanine.

Al presentarme en la taquilla con mi identificación y la orden impresa, me entregaron un sobre con mi nombre y nuestros boletos de entrada.  Al sacar los boletos del sobre, noté que la zona de los asientos no mencionaba nada sobre el mezzanine, zona en que yo los había comprado, sino que hacían referencia a la zona de orquesta.   No quise decirle de inmediato a mi familia lo que noté; preferí esperar hasta estar seguro de lo que eso significaba.  Aunque tenía un buen presentimiento al respecto, pues la orquesta siempre la he ubicado junto al escenario.

asientosteatrobroadwayUna empleada del teatro nos dirigió a nuestros asientos, y para mi sorpresa confirmé mi presentimiento, cuando nos indicó que nuestros asientos se encontraban a tan sólo 3 filas del escenario.  Algo había sucedido, pues los asientos que había comprado estaban quizás en la fila 20 o 30.    En su lugar, estaríamos a tan sólo unos pasos del escenario, en un lugar exclusivo, y mucho más caro que el que yo había comprado.  Mi esposa y mis hijas estaban encantadas y agradecidas por la sorpresa, pensando que esos eran los lugares que yo les había comprado.     No pude resistir y les confesé que no había sido yo, sino LOA, la que nos había dado esos lugares tan maravillosos.

Aunque quiero pensar que mis vibraciones ayudaron a obtener un lugar tan bueno, debo de reconocer que probablemente no fue así.  O por lo menos no al cien por ciento.   Y es que, antes de salir ese día del hotel hacia el teatro, mi hija pequeña le preguntó a mi esposa: “¿qué asientos tenemos en el teatro, mami? ” – y continuó – “¿Nos vamos a sentar en la fila TRES? “.

Cuando lo preguntó nos reímos.  ¿Cómo decirle que el presupuesto no había alcanzado para estar en esa fila?  Pero, le explicamos que la fila que tuviéramos estaba bien,  lo importante era que veríamos una obra que seguramente todos disfrutaríamos.

Así que te puedes imaginar que cuando nos llevaron a la fila que mi hija había imaginado, en lugar de la que yo había comprado, mi sorpresa fue doble.

¿Fue mi deseo y mi actitud al realizar la compra de los boletos?  ¿Fue el deseo inconsciente y preciso de mi hija?  ¡Cómo saberlo!  Supongo que fue la suma de todo, pues de eso se trata la cocreación.

Lo único que puedo asegurar es que gozamos de una maravillosa función que jamás olvidaremos, con excelentes actores, maravillosa música y una increíble producción, en uno de los mejores lugares en el teatro.    Es claro que para conseguir esos lugares se necesitaron más que los dólares que pagué por internet.   Por lo visto utilizamos moneda vibratoria para conseguir esos lugares.    Dice Abraham que “entre mejor se pone, mejor se pone“, refiriéndose a que una vez que manifiestas algo que apreciar, al tenerlo frente a ti se te facilita sentir más aprecio, con lo que generas más vibraciones positivas que a su vez te permiten manifestar algo aún mejor.   Al disfrutar un espectáculo como ese, definitivamente incrementamos nuestras vibraciones.

Manifestación de un taxi

Saliendo de la función decidimos cenar en un restaurante ubicado a unos pocos metros del teatro.  Disfrutamos mucho de la cena, comentando del espectáculo que acabábamos de disfrutar.   Al terminar de cenar, aunque el hotel estaba a muy pocas cuadras y podíamos regresar caminando, nos sentíamos tan agotados que mi esposa se ofreció a pagar el taxi.   El restaurante estaba en un segundo piso y para salir había que tomar el elevador.   Con el cansancio y la emoción de la obra que acabábamos de disfrutar, bromeamos acerca de los taxis mientras íbamos en el elevador.   Por aquellos rumbos son bastante caros los taxis en comparación con los que hay en México.

Como no es bueno quejarse de los precios, y para no emitir vibraciones de escasez hicimos bromas con respecto a las tarifas de los taxis en Nueva York.    Nos reímos un rato haciendo chistes al respecto haciendo comentarios tontos, como “Quizás deberíamos de llamar a Don Pedro para que nos lleve al hotel y nos salga más barato” (Pedro es un chofer humilde que conocemos en México con un taxi en muy mal estado).

Y así como esa, hicimos varias bromas tontas y simples con respecto a cómo nos imaginábamos que llegaría Don Pedro a NYC con su taxi.  Alguno de nosotros bromeó que tal vez deberíamos de llamar a uno de los bicitaxis de Xochimilco, en México, donde conocemos a algunas personas.   El cansancio hizo que tales bromas nos parecieran por demás graciosas, por lo que todos reímos a más no poder mientras bajábamos por el ascensor.  La risa, por cierto, es un indicador importante de unas vibraciones altas.

bici-taxiEn seguida que salimos del ascensor y de ahí a las calles transitadas de Broadway, se paró enfrente de la puerta del edificio donde salimos, un bicitaxi igual que los que conocíamos en Xochimilco y sobre los cuales nos habíamos reído tanto hacía unos pocos segundos.     Lo sorprendente es que, habiendo tanta gente, el chofer se dirigió específicamente a nosotros, como si hubiéramos acordado que nos veríamos en la puerta del edificio, y ¡nos preguntó si necesitábamos que nos llevara!

Después me di cuenta que eran más o menos comunes ese tipo de bicitaxis en la ciudad, pero ese fue el primero que descubrimos en nuestro viaje a Nueva York.  Justamente después de haber bromeado sobre el tema.   Es de esas veces en que te sientes como si alguien te estuviera espiando y decide hacerte una broma con base en el tema al que acabas de prestar atención.  Te imaginarás que con el humor que traíamos, al vivir esa situación nos miramos y reímos por tan impresionante “casualidad”.

Me gusta pensar que LOA tiene mucho sentido del humor y por eso manifiesta constantemente situaciones simpáticas como esta.  Aunque, sé que en realidad no es así, sino que LOA nos muestra manifestaciones que asemejan un espejo con nuestras vibraciones activas.    Si las vibraciones que emites son de humor, LOA te dará manifestaciones simpáticas que te harán reír aún más; eso lo he comprobado una y otra vez.

La manifestación de los panes 

Viajar a Manhattan, en Nueva York, para la mayoría de la gente significa transportarse en metro, por ser el medio más económico y eficiente de la ciudad.   Así que, al día siguiente caminamos hacia la terminal del metro Rockefeller Center.  Era nuestro punto de partida para dirigirnos al Museo de Historia Natural.

Justo al lado de la terminal del metro había una repostería en donde mucha gente entraba.  Como no habíamos desayunado, aprovechamos para que nuestras hijas comieran una galleta y chocolate caliente.

magnolia-bakeryMientras mis hijas disfrutaban de su dulce desayuno, mi esposa y yo comentábamos sobre la popularidad del lugar.  Tenía muchos empleados y los clientes no paraban de entrar para comprar los diferentes panesillos, pasteles y galletas que ahí mismo preparaban.

Comentábamos también que el gusto de los  norteamericanos por los panes dulces era diferente al de los mexicanos.   A nosotros en lo personal no nos gusta tanto el sabor de los pastelitos y panesillos americanos, por lo que decidimos no comprar para nosotros.  Bromeamos sobre nuestra preferencia sobre los cuernitos o las conchas típicas de la panadería mexicana.   Lamentamos que en ese lugar no hubiera ese tipo de panes, y al platicar sobre estos se nos despertó el antojo.    Pero, nos resignamos a que tendríamos que esperar a regresar a México para cumplir con ese antojo.

En cuanto terminaron nuestras hijas con su desayuno salimos de ahí y nos dirigimos a la terminal del metro, que como comenté antes, estaba exactamente junto a la panadería.   Al entrar, ¿adivina qué fue lo primero que vimos frente a la escalera del metro?  ¡Una gran vitrina llena de cuernitos!   Los panes que un minuto antes se nos habían antojado al hablar de ellos.

Fue una situación que además de simpática, fue muy sorprendente, especialmente por la rapidez en que se había manifestado nuestro tema de interés.   Abraham ha comentado que muchas de nuestras manfestaciones pueden ser instantáneas.   Sin lugar a dudas esta fue una de ellas.   Lo único que tuvimos que hacer fue desearlo, imaginando su rico sabor, pero sin sentir la necesidad urgente de tenerlo en ese momento.   Lo recalco para que lo anotes, pues este es el secreto de muchas manifestaciones instantáneas.

Un bastón a la carta

Otra de las manifestaciones que nos ocurrieron en el viaje, tuvo que ver con un bastón.  Desde unos seis meses atrás, me entró la inquietud y un deseo muy intenso de comprarle un bastón elegante a mi suegro.   Él había tenido algunos problemas de vista, por lo que, a pesar de ser un hombre fuerte para su edad, ya dudaba de sus pasos debido a esa situación.   Pensé y deseé regalarle un bastón elegante; fue un instante de deseo sincero en que imaginé que le encantaría tenerlo y le daría más seguridad al caminar.

bastonesPero, aunque lo deseé, y frecuentemente pensaba en ello, y en el gusto que le daría a mi suegro recibir un obsequio así, nunca me esforcé para tratar de conseguirlo.  Honestamente, ni siquiera pensé en “pedírselo” a LOA.   Pero, recordemos que la forma de pedir es inconsciente.  La clave para recibir lo que deseas está en elevar tus vibraciones y evitar cualquier tipo de angustia o emoción negativa por su ausencia.

El único momento en que hice un intento por conseguirlo fue en una tienda ortopédica en México, donde buscábamos otra cosa.  Aproveché para preguntar por los bastones, pero sólo vendían algunos ortopédicos, que estaban muy lejos de parecerse a los bastones elegantes que yo imaginaba.   Yo quería obsequiarle un bastón de madera, elegante, como los que se ven en algunas películas antiguas.   Podía escuchar a mi suegro diciendo con su tono serio, pero a la vez con humor:  ¡Este es un bastón de primera!

Es claro que con mi deseo claro y emoción sincera activé las vibraciones de ese bastón.  Y como tampoco era un tema que me preocupara mucho si no lo conseguía, supongo que evité cualquier resistencia que pudiera haber tenido con el tema.

Tal vez pienses: “encontrar un bastón elegante en Nueva York debe ser muy fácil, así que eso no es una manifestación que valga la pena contar“.  Normalmente te concedería la razón.   A menos que la principal tienda de bastones de Nueva York estuviera exactamente en la puerta aledaña al hotel.    Eso me hace pensar en la forma en que el Universo, o tu ser interior, interviene cuando tomas decisiones, sin que tú tomes conciencia de ello.

Lo comento porque mi investigación de hoteles fue ardua, con decenas de opciones que tuve que ir descartando en diferentes sitios especializados.   Me pregunto si elegí conscientemente ese hotel, de entre tantos, por las razones que yo supuse, o fue mi ser interior el que tomó la decisión en mi mente subconsciente para llevarme por mi camino de menor resistencia hacia un deseo que había depositado en mi vórtex; el del bastón de mi suegro.

El Universo, bajo la influencia de LOA, inspira ideas en las personas para llevarlos por su camino de menor resistencia al encuentro de sus deseos, e incluso para ayudar a que otras personas obtengan sus manifestación sin darse cuenta de ello.  Muchas de las decisiones que tomas no son por las razones que tu parte consciente cree, sino porque tu ser interior las deposita ahí para llevarte hacia manifestaciones con vibraciones compatibles con las que has estado emitiendo, ya sea que corresponda a tus deseos o no.  Por eso tu estado de receptividad debe ser positivo, para que tus manifestaciones sean también positivas.

La gran felicidad y sorpresa que sentí al encontrar esa tienda es una muestra de que realmente era algo depositado en mi vórtex.   Cuando descubres algo desconocido y te hace sentir sorpresa y felicidad, es porque un deseo manifestado vibratoriamente de forma inconsciente, se ha empatado con su manifestación física.   En tu vórtex hay muchos más deseos de los que has podido tomar conciencia, y el Universo tiene preparados caminos  misteriosos para que puedas encontrarlos en cuanto te encuentres en el estado de receptividad o alineación adecuado.  Es claro que nosotros estábamos en ese estado en nuestro viaje a esa gran ciudad, y por eso más que unas simples vacaciones representó parte del camino de menor resistencia hacia varios de nuestros deseos.

Manifestaciones del clima de Central Park

dsc_0695-confiltrosLa última manifestación es quizás la más sorprendente y difícil de creer.  Se trata de un cambio deseado en el clima de Central Park, exactamente con las condiciones, hora y lugar esperado.

Para cierto día de nuestro viaje planeamos ir a varios lugares, entre ellos al Museo Natural de Historia.  Y al terminar esa visita, el plan era cruzar la calle frente al museo para pasear en Central Park.   Pero, desde que amaneció ese día la lluvia estuvo impresionante, y no parecía que fuera a parar en algún momento.     La gente del museo tuvo que organizar una logística distinta a la habitual para dejar pasar rápidamente a la gente, para que no se mojara.   Y mientras estuvimos en el museo la lluvia no se detuvo por un momento, por lo que podíamos comprobar al asomarnos por sus ventanas.   Así que nos resignamos a perder nuestro paseo por Central Park.

Así que, al terminar nuestra visita al museo, salimos para regresarnos al hotel o ir a algún lugar cerrado, pero al dar el primer paso fuera del museo, repentinamente la lluvia se detuvo y se asomó el sol.   Estábamos sorprendidos y felices, pues no tendríamos que perdernos de nuestra esperado paseo por ese maravilloso parque.  La lluvia había comenzado en la madrugada, quizás había durado unas 8 horas sin parar por un instante.    Si alguien nos hubiera dicho que exactamente a la hora en que necesitábamos que se detuviera lo iba a hacer, lo hubiéramos tachado de loco seguramente.  Pero, por más extraño que parezca fue justamente así como sucedió.

No estoy insinuando que la lluvia se haya detenido porque nosotros lo quisimos (¿o quizás si?), pero los tiempos que ocupamos para hacer el resto de nuestras actividades del día pudieron haber sido inspiradas por nuestro ser interior para que exactamente saliéramos del museo hacia el parque en el momento en que la condición del clima fuera la que deseábamos.  Pero, sin necesidad de que estuviéramos revisando a qué horas terminaría la lluvia para organizar nuestros planes.

Cuando estás alineado, la inspiración te permite ser más productivo que si tuvieras el mejor de los planes y hubieras realizado el mayor de los esfuerzos para conseguir tus objetivos.  Porque cuando estás alineado, el poder que crea los planetas y las estrellas está de tu lado para tu proceso creativo y la manifestación de tus deseos.

Para concluir, quisiera reflexionar con respecto a los procesos que utilicé para obtener las manifestaciones que compartí contigo en esta ocasión.   Como te habrás dado cuenta, en los cinco casos que platiqué no hice una petición consciente al Universo para obtener esas manifestaciones.   Nunca dije: “Decreto que el Universo me dé los mejores lugares del teatro“, o el pan que deseaba, ni el clima, ni el bastón.   Simplemente son cosas que deseé sinceramente, o incluso a las cuales les puse cierta atención con un poco de humor.  Ninguna de ellas traía la emoción negativa del pesimismo o de la urgencia por tenerlo.     Tan simple como parece, así es el verdadero proceso de la creación intencional.

Manifestaciones inconscientes

La mayoría de los deseos que manifiesto no son cosas que decido conscientemente pedirle de forma verbal, o ni siquiera con mis pensamientos, a la Ley de Atracción.   Nuestra tarea no consiste en pedir, porque eso lo hacemos al vivir el contraste y la variedad, y generalmente de forma inconsciente.  Lo que nos corresponde hacer para recibir nuestras manifestaciones es mantenernos en el estado de receptividad o de alineación.   Y en una ciudad como esa, llena de sorpresas, y estando de paseo con mi familia, era casi imposible no mantenerme alineado.

Así que, ¿por qué no haces lo mismo? comienza a trabajar con tus emociones, desea todo lo que quieras, y deja de pensar en cómo lo vas a obtener.  Pues, si te preguntas cómo llegará, alejarás la manifestación.    En su lugar, disfruta de tu vida y haz lo posible por elevar tus emociones sin importar el pretexto que utilices para lograrlo.  Habla y bromea de aquello que en el momento es digno de apreciar,  y antes de que te des cuenta recibirás todo tipo de sorpresas, manifestando cosas que quizás ni siquiera recordabas o no sabías que habías depositado en tu vórtex.  Los límites de manifestación los pones tú, pues el Universo no tiene límites.

Espero que hayas disfrutado este artículo, y te ayude a entender un poco más la ley de atracción.   No olvides poner un comentario aquí abajo.  Por lo menos mándame un saludo, para saber que alguien está leyendo estos artículos.   Y si has tenido alguna experiencia con la ley de atracción, me encantará escuchar al respecto.   Recuerda que yo, como tú, soy un aprendiz de LOA, así que se vale compartir experiencias.

 

Un abrazo de tu amigo

El aprendiz de LOA

Otros testimonios….

 

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Déjame saber si te gustó con un comentario

9 Comentarios sobre "LOA me acompaña a mis vacaciones en Nueva York"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
Carolina
Invitado
Hola aprendiz, Necesito hacerte una consulta. Leo loa y escucho vídeos de Esther hicks, estoy en un proceso de dolor en mi vida y trato de sentirme bien a cada momento y subir mi vibración… A veces lo consigo y me siento alineada y mi ansiedad disminuye a veces por completo. Lo consigo pensando y sintiendo que ya tengo mi deseos y mi vida ya es tranquila y feliz. Pero mi pregunta es: como se que no me estoy engañando a mi misma? Y si me doy más de bruces contra el suelo? Soñar en un futuro adorable no es… Leer más »
Kenny G.
Invitado

aun estoy en esto de la ley de la atracción y ya he hecho mi tablero de visión y estoy seguro que pronto se vendrán cosas buenas, un saludo y bonito articulo de su viaje aplicando la ley de la atreacción

gloria hernandez
Invitado

Muchas gracias por compartir su viaje y manifestaciones espero algun dia poder contar las mias.