Un carro nuevo, cortesía de LOA, cuando no sabía nada de LOA

A continuación te platicaré la forma en que LOA (Law of Attraction) me ayudó a conseguir mi primer auto nuevo hace unos 13 años.

Sin saber nada acerca de LOA en aquel momento, tuve una de mis más extraordinarias experiencias con la que hoy comprendo, es la principal Ley del Universo.  Y es que, como ya lo he comentado, no hay que saber o creer acerca de la Ley de Atracción para que esta actúe en tu vida.  Es similar a lo que ocurre con la ley de gravedad: estés o no consciente de ella, caerás al piso si te avientas por la ventana.

Ahora que la entiendo, por lo menos parcialmente, en retrospectiva puedo analizar y exponer mi teoría de por qué se dieron las cosas como se dieron en aquel evento específico de mi vida hace 13 años.  Espero poder ayudarte a ti también a entenderla mejor, según leas lo que te platicaré a continuación.

Descubriendo a un viejo amigo

Cuando yo descubrí por primera vez el concepto de LOA, fue muy emocionante.  No sólo por las posibilidades que esto representaba para transformar mi vida, sino porque era como encontrarme con un viejo y amable amigo del cual nunca supe antes su nombre; a pesar de lo bueno que había sido conmigo.  De repente descubría cómo se llamaba, y entendía las razones por las que había sido tan bondadoso, y al mismo tiempo tan estricto con mi persona.

Cuando entendí la Ley de Atracción supe que era esa la magia que había vivido tantas veces a lo largo de mi vida, y que no había logrado explicarme.   Antes de eso, podía llamarle suerte… podía llamarle milagros o podía llamarle Dios, pero definitivamente no le llamaba LOA, pues  no conocía aún el concepto.

Y es aquí donde entra mi experiencia de hace más de 10 años, con la compra de mi primer carro nuevo.  shadow-rojo Tenía en aquel entonces un automóvil Shadow, color rojo.  Siendo usado cuando lo compré, lo había a muy buen precio.    Pero, había llegado el momento de comprarme mi primer nuevo auto.

Como no tenía el dinero suficiente, pensé en vender mi auto para antiguo para poder pagar el enganche del nuevo.  Pero, para mi mala suerte, el monto que podía obtener al venderlo no sería suficiente para cubrir mi objetivo.

El libro azul: una solución que no me servía de nada

libroazulAlguna persona conocedora del tema, me explicó que incluso en el libro azul, donde vienen los precios oficiales de los autos usados, el valor era mayor que el que podría obtener al venderlo por mi cuenta.  Yo no sabía a qué se referían con ese libro, así que tuve que averiguar al respecto.

El libro azul es la referencia que usan las aseguradoras para determinar el valor que tienen que pagar al asegurado por su carro, cuando es pérdida total en un accidente o cuando no logran encontrarlo después de un robo.

Eso no me dio ningún consuelo, pues yo necesitaba que el precio que me pagaran al venderlo fuera más alto del que valía en el mercado.   ¡Si tan siquiera me pagaran el precio del libro azul, podría cubrir el enganche sin problema! – pensé en aquel momento.  Pero, por lo visto era prácticamente imposible que eso sucediera, pues el valor en el mercado para el modelo de mi auto era bastante menor que el de ese libro.

Peor aún, al no tener experiencia vendiendo carros usados, y queriendo venderlo urgentemente, se reducían mis posibilidades de obtener un buen precio por mi carro.  Por lo menos así lo pensé en ese momento, en mi ignorancia sobre LOA.  Pero, sería grande la sorpresa que me llevaría al respecto con la solución que me tenía preparada el Universo.

El auto de mis sueños

Me había enamorado del automóvil Stratus 2003 por su línea deportiva y lujosa, que cumplía con las características que había imaginado en el auto de mis sueños.   El empleo que recientemente había conseguido me dio los ánimos para considerar la compra de este carro, pues podría cubrir las mensualidades sin problema.

Fui a la agencia de autos, y me deleite con los modelos y colores de este maravilloso auto.  !Estaba fascinado¡ Era un gran avance comparado con el único carro que había tenido hasta la fecha.   Hubo un color en particular que me gustó mucho, pero sólo lo tenían en el catálogo, no en la agencia; era el color rojo infierno.  Desafortunadamente no tenían el auto en ese color cuando fui a verlo.  El vendedor acordó que me avisaría en cuanto les llegara uno, para que fuera a verlo.

stratus-rojoNo pasaron muchos días para que me llamara el agente y me informara que les había llegado a la agencia un stratus en el color que tanto me había gustado.   Y me invitó a verlo tan pronto como pudiera.

Con toda la emoción que podía sentir de admirarlo en vivo en el color tan deseado, y sin pensar cómo le haría para conseguir el monto del enganche, me dirigí ese mismo día a la agencia.   Íba feliz y extasiado de camino a la agencia, porque por fin podría tenerlo frente a frente.

Me dirigí hacia allá en mi auto antiguo, que para ese momento aún no había podido vender.   La verdad es que ni siquiera había comenzado a ofrecerlo a la venta; no tenía idea de cómo o a quién vendérselo.   Lo cual podría interpretarse como que me estaba viendo lento en mi proceso para conseguir el nuevo auto.  ¿No se supone que si tanto deseaba el nuevo auto, debería de estar actuando rápidamente para conseguirlo? Por extraño que parezca, no necesariamente tiene que ser así cuando LOA trabaja a tu favor.

La vida -ahora puedo llamarle LOA con seguridad- tenía una respuesta a mis vibraciones de deseo y emoción.  Por más increíble que parezca, esa solución me sería entregada de forma express ese mismo día, justo en mi feliz trayecto a la agencia para conocer el auto de mis sueños.

El Universo entrega en el momento más oportuno

Ese día, a unos 10 minutos de haber salido de mi casa hacia la agencia, apenas incorporándome a una vía rápida un carro me golpeó sorpresivamente en la defensa trasera.   Puedo apostar que cuando me golpeó ese auto, iba yo con una sonrisa en mi cara por la emoción de tener enfrente al objeto de mi deseo.  Así que el golpe se encargó de regresarme a la realidad.

No sentí que hubiera sido un golpe fuerte, aunque debió de haberlo sido un poco, pues después de eso tuve que usar collarín unos días por la torcedura de cuello que me provocó.   Es oportuno anotar que nunca había tenido un accidente automovilístico en mi vida, lo cual hace más sorprendente el suceso, como explicaré más adelante.

En principio me pareció que el auto no había sufrido mayor daño. Pero, de cualquier forma, había que llamar a la aseguradora.  Si tenía que arreglar la defensa, era mejor que no tuviera que pagar por ella.

Rápidamente arribaron los agentes de nuestras aseguradoras, y evaluaron los daños.   El accidente fue culpa del automovilista que me había golpeado por atrás, lo que supongo me podía dar alguna ventaja.

agenteautoMi agente, con el buen ojo que debe de caracterizar a estas personas experimentadas en evaluar los daños en los accidentes, me dijo que se había deformado el chasis del carro.   No recuerdo el nombre exacto que usó, pero me explicó que era algo así como la columna vertebral del coche la que se había dañado.

La sorprendente noticia fue que, a pesar de que para el ojo inexperto como el mío, ese daño podía pasar desapercibido, la aseguradora lo consideraba como pérdida total.

Mala noticia, buena noticia

En cualquier otra circunstancia, y cualquier otro día de mi vida, pérdida total de mi auto habría sido una pésima noticia.   Pero, ¿no se suponía que la forma de obtener el valor del auto en el libro azul era sólo con un accidente con pérdida total?  Significaba entonces que esa mala noticia, en realidad ¿era una excelente noticia y la solución a mi problema con el precio de venta de mi auto?

Recordarás lo que comenté sobre mi intención de venderlo para dar el enganche del nuevo auto.   Y también lo que mencioné con respecto a que, una aseguradora pagaría más por el auto en un accidente por pérdida total -dado el valor en el libro azul- que lo que yo podría obtener si lo intentaba vender por mi cuenta.

¿ Una impresionante casualidad ?

Tenía pocos días que me habían explicado y había entendido que sólo si obtenía  el valor del auto en el libro azul, podría conseguir el dinero para pagar el enganche del nuevo auto.  Y ahora resultaba que en mi feliz camino a la agencia ¿había encontrado, sin planearlo, la solución?

Sobra mencionar que nunca tuve el deseo consciente de tener un accidente para obtener el valor que tenía el auto en el libro azul.   Aunque, quizás me pasaron por la mente pensamientos sobre posibles formas de obtener el valor mencionado en el libro azul.  Pero, no se me ocurrió una respuesta consciente y efectiva para ese problema.

frase-einstein-problemasAbraham dice que no tienes que obsesionarte con la pregunta o el problema, pues la respuesta y la pregunta están en niveles vibratorios distintos (también lo dijo Einstein).  Si te obsesionas con el problema, no encontrarás la respuesta.   Tienes que relajarte y el Universo te dará la solución.

Por lo visto, mi vibración en ese momento estaba en la frecuencia necesaria para recibir la respuesta a mi problema.   La solución, y que nunca se me hubiera ocurrido, era tener un accidente en el que mi carro tuviera pérdida total.

No es que la respuesta hubiera llegado a mi mente consciente en forma de una idea.  ¡La respuesta llegó en forma del evento necesario para que eso ocurriera!  Y repito, no tuve ninguna participación consciente en la solución.

Y lo que lo hace aún más sorprendente son los tiempos tan perfectos.  Pues, fue justamente cuando iba hacia la agencia a ver el auto que deseaba -en lo que ahora, con mi conocimiento sobre LOA puedo llamar en un estado de total receptividad- que llegó la solución.     Interesantemente -y es un punto elemental en LOA– la solución me llegó cuando iba yo con una sonrisa en la cara, imaginando que pronto tendría mi nuevo auto.  No me llegó cuando me estaba preguntando o preocupándome cómo podría obtener el dinero que necesitaba.

No siempre tu acción es la solución

Uno piensa que siempre debe de actuar y moverse rápido para solucionar sus problemas.   Abraham dice que para conseguirlo debes de entrar en el estado emocional apropiado, o frecuencia vibratoria, en que recibirás la solución orquestada por el Universo.  Solución que jamás podrá ser superada por una que tú pudieras haber obtenido por tu cuenta, si no estás en la frecuencia correcta.

Así lo estaba comprobando en ese momento con ese “accidente”, aunque no estaba consciente de ello.  Jamás se me hubiera ocurrido, ni hubiera aceptado, autoprovocarme un accidente para conseguir la pérdida total de mi auto.  No lo haría para no ponerme en riesgo a mí y a otros, y no lo haría porque lo consideraría poco ético.  Pero, tengo claro que el Universo no piensa como las personas.

Fue tan perfecto y sublime el evento, que -como dije antes- el auto parecía no tener ningún daño a simple vista.   Sólo el ojo experto podía identificar que el chasis se había curveado y correspondía a una pérdida total.  Y esto sólo sucede con un golpe muy fuerte, o con un golpe demasiado preciso.   Y en esta ocasión, siendo la inteligencia Universal tan perfecta, ocurrió lo segundo, de forma que yo no tuve que sufrir mayor consecuencia física salvo una leve torsedura en el cuello.

Un nuevo paradigma de pérdida total

perdida-totalPara mí, antes de ese accidente, pensar en pérdida total me hacía imaginar un automóvil totalmente destrozado (como el de la fotografía), y en el que era casi imposible que el conductor saliera ileso.  Y menos en un auto como el que yo tenía, en el que no había bolsas de aire para proteger al conductor, pues no eran tan comunes como lo son ahora.

Este afortunado accidente y sorprendente desenlace, ocurrido justo cuando iba en éxtasis en camino a ver mi tan deseado Stratus rojo infierno. Era la razón por la que podría conseguir el dinero necesario para pagar el anticipo.  Y además, conseguiría el dinero que necesitaba sin tener que realizar ningún esfuerzo adicional, como el que tendría que haber hecho para poder vender mi auto antiguo a un precio menor.

Las soluciones del Universo resuelven más de un problema

Algo que me queda también muy claro es que yo no deseaba tener que pasar por un proceso de venta.   El Universo, en su sabiduría infinita, encontró la forma de cumplirme también ese deseo.  Lo cual me hace entender por qué uno no debe de pensar en el CÓMO obtener lo que desea, sino únicamente el QUÉ y POR QUÉ lo desea.  El Universo se encarga del CÓMO.

Ahora sólo tenía que seguir ciertos trámites sencillos para que la agencia me pagara mi carro al precio del libro azul.

Presumía lo que no conocía: LOA

Esta es una anécdota tan increíble y “afortunada” en mi vida, que se imaginarán que la compartía con bastante frecuencia con la gente que conocía, cuando aún no sabía nada acerca de la Ley de Atracción.   Cuando la fui entendiendo, tiempo adelante, supe que era precisamente esa Ley la que había actuado para que el Universo me trajera de una manera gloriosa y perfecta lo que necesitaba para adquirir el auto stratus rojo infierno que con tanta emoción deseaba tener.

Si analizo ahora qué fue lo que hice, que me permitió manifestar esa situación tan afortunada, podría decir lo siguiente: En la adquisición del nuevo auto, tuve una conversación con alguien que me dijo lo que necesitaba para poder adquirirlo, y de alguna manera se disparó el deseo hacia el Universo.   No me obsesioné con el tema.  Probablemente, si me hubiera preocupado demasiado por tratar de conseguir el precio del libro azul, las cosas no habrían salido como se dieron.

Tampoco hice un ejercicio en particular, pues ni siquiera sabía que existían ejercicios para conseguir ese tipo de cosas.  Simplemente investigué acerca de las maravillas que tenía ese carro y me emocioné, por su línea deportiva, sus características, su tecnología, su color rojo infierno.  Me sentí enamorado de mi deseo.

autonuevoMe emocioné por la posibilidad de que el primer carro totalmente nuevo que tendría, sería el auto deportivo de mi sueños.  Y cuando se me presentó una complicación: descubrir que la venta de mi carro antiguo no me daría lo que necesitaba para pagar el enganche del nuevo, no le presté demasiada atención.   Mi atención estaba en los aspectos positivos del objeto de mi deseo.   Confiaba en que de una u otra manera habría de obtenerlo.    Si no era vendiendo mi carro, sabía que habría otra forma de conseguir el enganche en algún momento.

Tal vez otra persona se habría sentido decepcionada por ese inconveniente y habría considerado que su objetivo no era factible.  Pero, en mi caso, y para mi fortuna, no fue así.

Como ya lo expliqué en otros artículos, el estado emocional positivo y de optimismo es el ideal para poder manifestar lo que deseas.  Mucha emoción positiva al pensar en tu objeto deseado, y cero -o poca duda- sobre la forma de obtenerlo.  Sin saberlo, ni entenderlo en aquel momento, fue uno de mis mayores ejemplos del funcionamiento de la Ley de Atracción y de los tiempos perfectos del Universo.

Así que, tú también, en principio esto es lo único que debes de entender: si deseas obtener algo, asegúrate de tener emociones positivas al pensar en ello.  Imagínate teniéndolo en tu vida y no te preocupes en cómo o cuándo lo obtendrás.  Podrías llevarte una sorpresa increíble al sentir de esta manera.

Así como me sucedió a mí, cuando ni siquiera sabía acerca de la existencia de la Ley de Atracción.

Espero que esta anécdota te haya parecido interesante, y que te haya ayudado a entender un poco mejor el proceso para manifestar tus deseos.  Recuerda que en este sitio puedes encontrar muchos testimonios, y los procesos necesarios para poder manifestar lo que deseas.   No dejes de leerlos e inscribirte para recibir el boletín.

Y por favor, déjame un comentario para saber que alguien está leyendo los artículos que estoy dejando.  Me dará mucho gusto saber de ti.

 

Te deseo unas felices manifestaciones.

El aprendiz de LOA

Otros testimonios…

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

I agree to have my personal information transfered to AWeber ( more information )

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

23
Déjame saber si te gustó con un comentario

avatar
10 Comment threads
13 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
Kelly NcarolinaBelenCLARA HERNANDEZAnnie Recent comment authors
más nuevo más viejo más popular
Kelly N
Invitado
Kelly N

Excelente articulo, tengo que decirte que el día de ayer la ley de atraccion actuó en mi favor y tambn conseguí mi auto nuevo, último modelo 2019 y rojooo como siempre lo había soñado!!!… igual que a ti, ayer no lo tenían en color rojo disponible pero de igual forma, hice el primer pago y separe el auto del color y la versión que yo quiero por qué estoy segura de que pronto recibiré la llamada diciéndome que ya lo tienen disponible para mi . No tengo ninguna duda de que LOA en realidad funciona si le pones toda la… Leer más »

carolina
Invitado
carolina

hola yo estoy manifestando in trabajo cerca de mi casa y no pasa nada…

Belen
Invitado
Belen

Me gusto mucho este post porque me hizo acordar a una experiencia similar que tuve hace unos meses. Para resumir un poco e ir al grano, tenia un problema en la columna vertebral por lo que debia ir al quiropractico, habia conseguido una buena promocion que incluia consulta, analisis, masaje & ajuste de columna, la mala noticia era que con un solo ajuste no alcanzaría sino con al menos unas 12 visitas & era muy poco probable que mi seguro lo cubriera. Recuerdo que el dia que iba a hacerme el ajuste iba un poco resignada porque creia que no… Leer más »

CLARA HERNANDEZ
Invitado
CLARA HERNANDEZ

Sin palabras, esta experiencia es muy gratificante y deja muchas enseñanzas, son situaciones que si aprendemos a manejar, tendremos las manifestaciones que queramos. En mi experiencia acabo de vivir una situación muy bonita y que me tiene muy motivada y muy contenta, por diversas situaciones negativas hace tiempo que había estado buscando cambiarme de casa, pues el lugar en el que estaba ya me tenia a disgusto; afortunadamente en el momento en que pude soltar el problema y deje de preocuparme y presionarme buscando soluciones e imaginando como se podría resolver la situación; se me presento una oportunidad inigualable para… Leer más »

Annie
Invitado
Annie

Que interesante artículo igual que todos los que publicas!! Quiero aprovechar la oportunidad y pedirte una opinión. Siempre tuve un sueño y hace poco se me presentó la oportunidad de realizarlo, he de decir que desde hace mucho lo tenía pero no contaba con las posibilidades para realizarlo, hace poco se me empezaron a presentar señales y luego la posibilidad de realizarlo, el pensar en esa meta que quiero que realizar e imaginarme llevándola acabo me provoca mucha emoción y entusiasmo y al pensar en ello se siente muy bien, es de las cosas en las que puedo imaginarme sin… Leer más »

FERNANDO
Invitado
FERNANDO

QUE ES LAO

Silvia Judith
Invitado
Silvia Judith

Gracias a hacer el ejercicio de apreciación,con los ojos vendados: pude salir de mi secuestro.Estoy convencida de la LOA!!Antes mi vida era de millonaria He logrado avanzar aunque muuuy lento a partir de “mi regreso”NECESITO de tu ayuda para manifestar, estoy atorada con el tiempo encima. . GRACIAS

jorge mendez torres
Invitado
jorge mendez torres

La verdad que muy emocionante y motivadora tu anecdota, cada que las leo me lleno de emocion y me alineo con mis deseos

Yadira
Invitado
Yadira

Me encantó muchas gracias por seguir compartiendónos todo esto es muy motivante y alentador. Gracias

adriana
Invitado
adriana

WOOOW GRACIAS POR ESA ANÉCDOTA!!!