¡Si creo en las hadas! ¡si creo en las hadas!

¡Si creo en las hadas!, ¡si creo en las hadas!

Si tienes niños pequeños, esta frase no te será desconocida.  La decían algunos de los personajes de la película de Peter Pan para confirmar su confianza en la existencia de las hadas, y evitar así que un hada muriera.

Hoy, mi esposa hizo alusión a esta frase cuando le platiqué mi experiencia del día con la Ley de Atracción.   Captó perfectamente el tipo de emoción que tuve al vivirla, en el que reforcé mi fé en LOA.   Así que decidí tomarla prestada para titular este artículo donde platicaré sobre esta experiencia.

Lo que relataré podría parecer una experiencia simple para algunos.  Sólo entendiendo el transfondo y los antecedentes con los que se relaciona, podrás entender lo simbólico e importante que resulta en mi camino como aprendiz de LOA.  Además, me servirá para aclarar algunos conceptos y prácticas importantes para que aproveches el poder de esta Ley para trabajar deseos con los cuales sientas que perdiste la esperanza de que se manifiesten.

El estado receptivo de los animales

perromeditandoPara ponerte en contexto, te comento que algunas de mis experiencias favoritas con LOA han tenido relación con las aves.   Y es que, a diferencia de los seres humanos, los animales están en un estado receptivo constante.  Algunos de ellos -como las aves- suelen ser muy susceptibles al estado de alineación de las personas y lo demuestran mediante comportamientos fuera de lo normal frente a nosotros.

Sabiendo esto acerca de los animales, y con el gusto que tengo por su compañía, “le pedí” a la ley de atracción un aviario con aves coloridas en libertad en mi jardín.

Desde el despacho donde suelo trabajar en mi casa, tengo vista a un pequeño jardín.  Mi deseo consistía tener pájaros de colores visitando mi jardín mientras trabajaba, para disfrutar de su presencia y de su canto.

Las primeras señales de la manifestación

Sé que el deseo fue suficientemente fuerte y la resistencia poca, pues no pasó mucho tiempo para que llegaran grupos grandes de pájaros al jardín; como nunca lo habían hecho.   Quise facilitarle las cosas a LOA, así que pocos días después decidí alimentarlos con alpiste para que volvieran más seguido.

Algunas personas pensarán que esto no debería de ser necesario, y que LOA debería de encargarse de ello sin que yo tomara ninguna acción.   Esta es una mal interpretación de LOA, pues no se trata de que todas las manifestaciones parezcan magia o salidas de la nada.

Nosotros mismos, junto con otras personas somos componentes cooperativos de nuestras propias manifestaciones.  Algunas de ellas vienen en forma de una idea o de la inspiración para realizar una acción que facilita el logro de nuestro deseo.  Bajo esa lógica es que decidí alimentarlas.Pajarocenizo

Aunque los primeros pájaros que llegaron eran, al igual que la mayoría de especies en mi ciudad, de color cenizo, estos tenían la peculiaridad de tener la cresta y parte de la cola roja.   No eran tan coloridos como los que yo deseaba, pero consideré como suficiente el detalle rojizo que tenían.    Y aunque tampoco podría considerar que tenían el mejor canto, su trinar era suficiente como para alegrar el ambiente.

Lo positivo de las experiencias negativas

El paso 1 de LOA consiste en pedir.  Es cuando nace nuestro deseo debido al contraste vivido.  Es decir, al vivir experiencias negativas en las que identificamos algo que no deseamos, y en automático -generalmente de forma subconsciente- descubrimos que deseamos lo contrario a eso.    Ese paso, inconsciente, es todo lo que se necesita en principio para que el Universo nos lo envíe de forma vibratoria (paso 2).   Lo interesante viene en el tercer paso: en el recibir.

pareja-periquitos-jaulaComento lo anterior porque mi deseo por este aviario de pájaros en libertad surgió por la experiencia que tuvimos con una pareja de periquitos.  Nos vimos comprometidos a aceptar una periquita australiana amarilla que la mamá de una amiga de mis hijas regalo a todos los invitados a su fiesta de cumpleaños.

El nacimiento de un deseo

Intentando que la periquita la pasara lo mejor posible en su cautiverio, le compramos una jaula grande y un periquito azul que le hiciera compañía.   Disfrutamos durante unos pocos años de su presencia, y cuando murieron nos sentimos tristes, y prometimos que nunca más tendríamos pajaritos enjaulados.

Decidimos que los únicos pájaros que tendríamos en nuestra casa, en el futuro, serían pájaros en libertad que llegaran a comer y beber a nuestro jardín.   Ese deseo se fue refinando e incrementando, hasta que sucedió lo que comenté al principio de este artículo con las primeras manifestaciones al respecto.

Cuando tu deseo se sale de control

Cuando comencé a alimentar a los pájaros que llegaron, otras especies comenzaron a unirse.  Esto me dio gusto al principio, pero poco a poco se fueron alterando negativamente mis vibraciones, pues los nuevos pájaros eran más descoloridos y cenizos que los primeros, no tenían un canto, y agredían al resto de los pájaros.   Probablemente haya sido mi deseo de no querer que llegaran esos otros pájaros (pues el “no” no existe para el Universo), pero este tipo de pájaros fue el que abundó más mientras dejaban de llegar los demás.

gorriones-con-migasLlegó el punto en que decidí ya no darles más de comer.   Debo de reconocer que tuve cierta decepción de cómo fue alterándose mi manifestación, pues cada vez se parecía menos a mi sueño del aviario de pájaros coloridos.   Pero, no puedo culpar a LOA.  Abraham dice que muchas veces manifestamos el objeto de nuestro deseo, pero cuando se manifiesta, nos salimos de nuestra alineación al preocuparnos por realizar acciones para controlarla.    Siento que eso me pasó a mí.

Mi experiencia milagrosa

Lo grandioso de la experiencia que tuve el día de ahora sólo puede entenderse bajo el contexto de mi manifestación fallida con mi deseado aviario de pájaros libres, coloridos y alegres.

colibriesAunque no me quejo del todo, pues gracias a algunos de mis ejercicios con LOA tenía visitas constantes de colibríes.  Constantemente llegan a comer al jardín, lo cual me alegra.   No completan el aviario que yo imaginaba, pero es mejor que nada.

Ante la decepción, tuvimos la idea de comprar algunos periquitos de colores y soltarlos en el jardín.  Aunque eso implicaría que no estarían en libertad, como lo había deseado en un principio.  Si lo hiciéramos así, tendríamos que poner una malla para formar un techo en el jardín, para que no escaparan.

Aunque al ver el precio de cada uno de las aves, me sentí un tanto desmotivado, pues para la cantidad de pájaros que quería, tendría que hacer una fuerte inversión.  Además, sentía que si tomaba esa alternativa para armar mi aviario, perdería cierta confianza en el poder de LOA para manifestar mis deseos.

Justificando la falta de resultados

Con el escepticismo que me caracteriza, me consolé pensando que la razón por la que no llegaban los pájaros coloridos a mi jardín, era porque estaba siendo demasiado específico con mi deseo.  Era una buena forma de justificar la situación.   Aunque, para ser sincero, no me era del todo convincente, pues se supone que nosotros ponemos los límites; el Universo es ilimitado.

Quizás le estaba exigiendo demasiado a LOA, al esperar pájaros coloridos, azules especificamente, en una zona de la ciudad donde todos los pájaros son descoloridos.   Incluso para alguien como el aprendizdeloa, me parecía que todo deseo tenía que entrar dentro de los límites de cierta lógica.

Resignado ante la situación, dejé de pensar en el tema desde hace unos 2 meses.   Y me conformé con la visita de los colibríes.  Dejé de obsesionarme con el tema y seguí con mi vida, creando el resto de mi realidad.

Nuevas experiencias del paso 1: nuevos contrastes

Desde hace unas pocas semanas viví nuevas experiencias del paso 1: esas situaciones desagradables o contrastes de la vida que disparan nuevos cohetes de deseos.  Para la persona normal, podemos mencionarlos simplemente como nuevos problemas.

Sé que debemos de valorar esos contrastes, o experiencias negativas, dado que expanden nuestro “vortex” con más y tristemejores deseos.  Dado el problema del que se trataba, eso no era suficiente consuelo para mí.  Quisiera decir que el aprendiz de LOA está tan avanzado que recibe con amor y sabiduría esas experiencias de contraste, pero mentiría si lo hiciera.

Me gusta pensar que puedo justificarme por sentirme así ante estas experiencias, pues … ¡aún soy tan sólo un aprendiz de LOA! Puedo entender la teoría detrás de eso, y trabajo para integrarla en mi vida, pero no es tan fácil vivirla así cuando te encuentras en medio de los problemas.

Reflexionando sobre LOA

Ante estos evento, el día de ahora reflexionaba acerca del valor real de la ley de atracción en momentos de tensión, en los que preferirías manifestar de forma instantánea la solución a problemas fuertes que se te presentan.    Cuestionaba el valor que tenía o no mi inversión de tiempo en estudiar y practicar la ley de atracción, y en usarla como un fundamento importante para la educación de mis hijas.

¡Así es!  El aprendiz de LOA entró en un momento de crisis existencial con LOA.  No es que dejara de creer en ella, pero deseaba poder tener sus beneficios con un menor esfuerzo para resolver el problema en turno.

¡Lo sé! Con todas las experiencias que he tenido con LOA y que he publicado en este sitio, no debería de ponerme pesimista.   Pero, los seres humanos somos dramáticos y un tanto malagradecidos.  Y Abraham dice que esto es normal, pues estamos en constante expansión, lo cual es esencial para la expansión del Universo.  Y esto implica que lo que antes nos bastaba, después de un tiempo ya no es suficiente.  Cuando ya probaste la alineación, te duele más estar fuera de ella.

De cualquier forma, sé que no hay marcha atrás.  Sé que LOA funciona aunque lo creas o no, lo entiendas o no, te interese o no.  Y jamás podría dejar de aplicar lo que ya he comprobado con LOA.

Por fin, la experiencia tan deseada

Para contrarrestar esos pensamientos negativos, realicé mi meditación con mi lección del día del Curso de Milagros (UCDM), lo cual me hizo sentir mejor.   Tanto así, que unos minutos después de realizar mi meditación, me llevé una gran sorpresa.

¡No lo podía creer!

Un colorido pájaro amarillo, verde y azul como no había visto nunca en una ciudad como esta, y mucho menos había visto en mi jardín, se apareción en un momento en que contemplaba en paz y alegría mi pequeño jardín.

aveazul

Fue un momento de shock para mí por todo lo que significaba.   Por el contraste que implicaba, especialmente en un día que había comenzado con cierto pesimismo acerca de LOA.  Y de repente uno de mis caprichos en los que más tiempo había invertido, se me manifestaba con un ave más hermosa y colorida que las que yo había imaginado.

Hacía varias semanas que había dejado de pensar en mi deseo de poder ver un pájaro colorido en mi jardín, y contra toda la lógica que había usado para evitar decepcionarme del tema, mágicamente aparecía cuando menos me lo esperaba.

¿Cómo era posible eso?  No lo sé.  Pero, lo que sí sé, es que es contraproducente para nuestras manifestaciones tratar de entender cómo y cuándo se manifestará nuestro deseo.  Sólo debes de pensar en “por qué” lo deseas, para así poder activar tus vibraciones positivas.

Dale vacaciones a tus deseos

Analicé por qué se manifestó ese pájaro colorido que tanto había deseado, cuando unas semanas antes había decidido dejar de pensar al respecto.  Y no tardé en entender la razón, pues la he estudiado en diferentes ocasiones, pero hasta hoy pude vivirlo de esta manera y entenderlo mejor.

Cuando un deseo comienza a causarte demasiadas emociones negativas, como decepción, frustración y ansiedad.  Como me sucedió a mi al pasar el tiempo sin que pudiera manifestar el aviario que yo deseaba. Una buena opción en esos casos, consiste en dejar de pensar en el tema.   No significa que abandones tu deseo, pues tu petición ya la hiciste al Universo y ya está trabajando en ello.  Simplemente se trata de dejar de prestarle atención para bajarles el impulso (momentum) negativo.

Al dejar de pensar en tu deseo frustrado estás disminuyendo el impulso de las vibraciones negativas, que alejan tu manifestación.   Es prácticamente imposible tener vibraciones positivas con respecto a un deseo cuando has perdido la confianza en ello.   Y eso fue lo que hice, aunque lo confieso, no lo hice con la intención de lograr mi manifestación.  Lo hice porque me cansé de invertir mis pensamientos en ello.

Las mejores manifestaciones surgen cuando no piensas en ello

Algunas de mis mejores manifestaciones las he tenido cuando no estoy pensando en mi deseo.  Si te obsesionas con tu deseo, podrías activar las vibraciones de la ausencia de tu deseo, no las de la presencia de tu deseo.  El día de hoy, aunado a un estado positivo que me dejó mi meditación matutina, probablemente hizo que se concretara el principio de mi manifestación.

Este pequeño milagro, con este único y hermoso pájaro colorido me levantó el ánimo con respecto al poder de LOA.  Me ayudó a fortalecer la idea de que las limitantes para nuestros deseos no las pone el Universo; las ponemos nosotros.   LOA te permite ser, hacer o tener lo que tú desees, siempre y cuando lo desees lo suficiente, y creas que lo puedes tener.

¿Más de lo mismo, o algo mejor?

¿Quieres seguir viviendo una triste y limitada realidad? No te preocupes, sólo tienes que seguir prestando atención a las cosas malas que te suceden y reaccionando emocionalmente a ellas de forma negativa.

vidafelizO, ¿prefieres tener una mejor realidad?

Entonces, usa tu imaginación, busca detalles que apreciarvisualiza tus deseos, haz tu caja mágica de la creación, anota tus deseos, y sobre todo mantente atento a tus emociones y busca ese pensamiento que te haga sentir un poquitito mejor.

Sé que es todo un cambio de paradigma, pero vale la pena el esfuerzo.  Tu vida puede dar un giro de 180 grados si decides hacerlo.  De cualquier forma, eres un ser vibratorio y estás creando deliberadamente tu realidad.  ¿No es mejor aportar un poco de esfuerzo emocional para mejorarla?

¡Creo en las hadas!

Cuando le platiqué a mi esposa mi manifestación tan fantástica con este pajarito, y el contexto en el que lo viví, me dijo acertadamente: “Te imagino diciendo ¡Si creo en las hadas!, ¡si creo en las hadas!“.

¡Es tan acertada la frase! Ese pequeño, pero tan simbólico evento me hizo arrepentirme de haber bajado por un momento mi confianza en LOA y pensar que tal vez no existía.   Me hizo sentir que podía haber matado al hada de los deseos si dejaba de confiar en ella.   Hoy reviví mi esperanza en la manifestación de nuevos y mayores deseos que surgirán debido a las experiencias de contraste que he vivido últimamente.  Intento aceptar que el contraste es una bendición que expande nuestro vórtex, y que tenemos que dejar de pensar en ese contraste, para poder obtener el beneficio que nos ha dejado.

Te recomiendo que tú tampoco pierdas la esperanza en tu poder personal para manifestar tus deseos.  Relájate con respecto a los deseos que consideres más difíciles, y concentrate en cosas pequeñas de menor importancia, y en aplicar los ejercicios que te he recomendado.   Te prometo que muy pronto la vida te traerá increíbles pajaritos coloridos que alegrarán y embellecerán tu vida como nunca lo imaginaste.

Espero que esta experiencia te ayude y motive, y que muy pronto me platiques de tus experiencias.   Hoy, te pido que me dejes un comentario para saber que estás ahí y que alguien puede ser beneficiado al compartir mis experiencias por este medio.  Y no olvides registrarte al boletín para recibir las últimas experiencias y tips del aprendiz de LOA.

¡Felices manifestaciones!

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Déjame saber si te gustó con un comentario

6 Comentarios sobre "¡Si creo en las hadas! ¡si creo en las hadas!"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
PaO
Invitado

Holaaaa!! Una pregunta hay algún ejercicio para la abundancia??? Algo q pueda hacer que te mantenga tranquila, y estable..

Guadalupe
Invitado

Hermosas experiencias. Creo en el poder del universo y agradezco por las cosas y momentos recibidos.

clotilde guillen
Invitado

Que fantastico, me encanto, yo tambien estoy en espera de algo asi