Dios me mandó su ubicación a mi GPS

¿Alguna vez alguien te ha enviado su ubicación por whatsapp u otra aplicación de mensajería? ¡Tienes que ser de la generación de los milenials para no sorprenderte de algo así!

Para localizar físicamente a la persona que buscas, prácticamente ¡no tienes que hacer nada! ¡No como antes solíamos hacerlo, tomando los datos y señas de su ubicación y utilizando la guía roji (un famoso mapa impreso en México)!

En la actualidad basta con abrir tu GPS desde la aplicación de mensajería para que recibas las instrucciones que te permitirán llegar al lugar donde se encuentra la persona de tu interés, con muy poco riesgo de que te extravíes o no logres encontrarla.

GPS ley de atraccion¿No sería maravilloso que Dios hiciera lo mismo con nosotros?  Imagina que, a solicitud de nosotros, nos enviara su ubicación a nuestro “GPS” para que no perdiéramos tanto tiempo tratando de encontrarlo.

Nota: Eso no está tan lejos de la realidad. Lo hace todo el tiempo, y nos ha dado un maravilloso GPS para encontrarlo.  Es el GPS que nos ha entregado para alinearnos con Él cuando querrámos.  Es el mismo GPS que utilizamos para saber si estamos cerca o lejos de poder manifestar lo que deseamos.  Nuestras emociones son el GPS divino con el que nacimos, pero que olvidamos cómo utilizar, en parte porque nos volvemos insensibles a ellas (como el niño al que se le enseña que los hombres no lloran).  Te recomiendo leer el artículo sobre Valora tus emociones negativas para que entiendas mejor esto.

Pero, en este artículo no me refiero a ese GPS interno, sino a un evento que manifesté, gracias a la ley de atracción, donde Dios me confirmó de una forma más práctica, clara y precisa dónde lo podía localizar.

No planees tus manifestaciones, planea tus emociones

Debo confesar que -como en muchas de mis manifestaciones- no planee hacer algo consciente con la intención de manifestar específicamente eso.   Como aprendiz de LOA aún estoy en el nivel en que mis manifestaciones positivas se deben a la atención desinteresada y casual en temas variados y no a una intención explícita de manifestarlos.     Es decir, no es que piense: “haré esto para manifestar aquello”.   Simplemente deseo, creo y me divierto, y el resultado son manifestaciones agradables relacionadas con todo tipo de temas de mi interés.

CaminoDios Ley de atraccionAsí que en el ejemplo del que platicaré, tampoco planee hacer algo específico para que Dios me diera una señal de su ubicación.   Seguramente fue mi gran deseo por encontrarlo y mi confianza en que lo conseguiré, las que me llevaron a esta y otras manifestaciones relacionadas con el tema.  El resultado de un gran deseo sumado a tu confianza o fé, ocasiona de forma natural, si es que no mantienes pensamientos de resistencia, la manifestación de eventos, ideas y personas que te ayudarán a cumplir tu deseo.

La religión que me heredaron mis padres

Comencemos por algunos antecedentes: Aunque nací en una cuna católica, y no faltaba a misa ni un fin de semana cuando niño, esto cambió cuando fui creciendo.   Aunque seguía yendo a misa cuando crecí, esto ha sido cada menos frecuente.

Al mismo tiempo que me alejaba de mi religión, mi deseo por encontrar a Dios se fue incrementando.   Debo de agradecer a la religión que me inculcaron mis padres, mi confianza en la existencia de un Dios.   Si vieras mi lista de metas a largo plazo verías que está encabezada por una que dice:

“DESEO CONOCER A DIOS EN SU FORMA MÁS PURA”

libros_sagrados Ley de atraccionPara otras personas este objetivo implicaría acercarse más a su religión, pero no fue así en mi caso.   ¡Si! durante un tiempo estudié la biblia, pero como no recibí la respuesta que esperaba, fui buscando otras fuentes.  Sentí que la Biblia me dejaba más dudas que respuestas.   Confiaba -o esperaba- poder encontrar a Dios de una forma mucha más profunda, práctica, íntima, real y cercana, sin necesidad de tener que esperar a morir para ir al cielo, como sugieren los católicos.

En búsqueda de Dios

Estaba decidido a encontrar a Dios, y para hacerlo sabía que necesitaba una mente abierta, sin los límites o fanatismos de una religión en particular.   Me sonaba ilógico que Dios tuviera preferencia por un grupo especial de personas que siguiera ciertas reglas, se tratara de la Biblia, el Corán, las escrituras Budistas o cualquier otra.  Así que, aunque estudié un poco de los principales libros sagrados, mi búsqueda no se limitó a esas fuentes.

Papa Francisco Ley de atraccionLas reglas y filosofía de las religiones fueron escritas por hombres imperfectos hace siglos, y han sido traducidas infinidad de veces con toda la malinterpretación y manipulación que pueden tener las traducciones.

¿Cuántas veces el Vaticano ha aclarado o reinterpretado algún punto de la Biblia que durante muchos siglos defendió como sagrado?  ¿Cómo saber con cuántos más puntos lo hará el día de mañana?   He decidido cuestionar cualquier afirmación que cualquier persona o religión haga sobre Dios y ponerla a prueba.

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Y aunque mucho de lo que dicen las religiones me resonaba y aún lo sigue haciendo, yo buscaba un contacto directo con Dios y no sólo un cúmulo de reglas que supuestamente me llevarían al final de mi vida a encontrarlo.  Yo tenía y tengo la esperanza de poder tener un contacto mucho más directo con Dios en esta vida.  Sé que puedo alcanzar la iluminación, despertar o contacto directo con Dios de una forma más consciente, en esta vida.

Mis fuentes alternativas

En mi búsqueda, más allá de mi religión, me encontré y he estudiado meditación, budismo, las enseñanzas de Seth (Seth Speaks), Conversaciones con Dios,  las enseñanzas de Abraham [Hicks] y más recientemente Un Curso de Milagros (ACIM).   En ellas he encontrado de forma consistente y congruente, lo que desde mi punto de vista y del de muchos de los líderes religiosos de occidente, describe de la mejor forma posible quién es Dios y nuestra relación con Él/Ella.  Como dato curioso, más no casual, todas estas fuentes corresponden a personas que han canalizado a lo que podríamos llamar la fuente, Dios, espíritus, maestros espirituales, Espíritu santo, etc.

A partir de lo que he aprendido en esas enseñanzas he podido descubrir y producir milagros reales y prácticos en mi vida, y en los de otras personas, como los que suelo comentar en este sitio.  Y aunque aún me falta mucho camino por recorrer, hoy en día me queda bastante claro cuál es el camino para Encontrar a Dios.   Pues, tengo una retroalimentación directa de Dios, como lo comprobé el día que Dios me mandó su ubicación por GPS.

Retomando el tema del artículo, como ya lo comenté, es poco común que vaya a misa en la actualidad.  Si bien no he dejado la costumbre por completo, hoy en día voy en promedio 2 o 3 veces al año.

Un templo que me inspira

Sólo hay un templo que me inspira a visitarlo con gusto y que LOA me hizo encontrarlo en algún momento de mi vida.  Es un pequeño templo Franciscano, que en lugar de tener un muro de piedra detrás del altar, tiene un gran cristal que permite ver un fondo con pinos y plantas durante la misa.   ¡Qué mejor imagen que esa para escuchar la “palabra de Dios”!

Haber encontrado esa iglesia y al sacerdote que da la misa ahí, ya de por sí es un obsequio de LOA.    Pero, cuando digo que Dios me mandó su ubicación, no hablo tampoco de ese templo.Iglesia SanFranciscoDeAsis Ley de atraccion

Me encontraba en un periodo de mi vida en que mi estudio sobre Dios se había intensificado, a partir de las fuentes que antes comenté, especialmente las enseñanzas de Abraham (con las cuales ya estarás familiarizado porque la mayoría de mis artículos se basan en sus enseñanzas).  En ese tiempo comencé a invertir mucho tiempo a meditar para buscar esa comunicación íntima con Dios.

Como ya lo he dicho, me sentía muy motivado a sentir a Dios dentro de mí, a poder escucharlo.   Pero, mis creencias, quizás mis tabúes aprendidos en la religión católica, me generaban ciertos remordimientos por buscar a Dios fuera de la religión católica y de la Biblia.

¿Qué tal que estoy equivocando mi camino -pensaba- y Dios no está en el silencio de la meditación o en las enseñanzas de mis maestros canalizados?.   Pero, ¿acaso no fue escrita la Biblia por medio de la canalización de Dios a través de los profetas?   ¿O acaso Dios cerró los canales de comunicación a cualquiera no autorizado por el Vaticano?

La inspiración para encontrar la respuesta

En estas circunstancias y sin aparente razón, después de mucho tiempo de no ir a misa, me nació el deseo de visitar nuevamente mi templo favorito con mi familia, sin saber que esa inspiración me daría una gran sorpresa.   Sé que fue un momento de inspiración manifestado por LOA, pues es una de las principales formas en que LOA nos permite encontrar lo que deseamos, incluyendo las respuestas a nuestras preguntas.

Ese preciso día, justo en esa iglesia, exactamente a la hora que decidí visitarla, el padre me daría un mensaje de Dios a mi pregunta: ¿Dónde está Dios?  Aunque, en realidad la considero una confirmación del camino que yo había tomado para encontrarlo, pero que mis creencias católicas me hacían dudar.  El sacerdote dio un sermón en el que se confesó con sus feligreses de una forma extraordinaria.

DiosNubesHombre ley de atraccionPara sorpresa de todos, llamó hipócritas a los que van a misa los Domingos después de pasar la semana hablando mal de sus hermanos o quejándose de todo.   Externó que muchas de las prácticas de los creyentes católicos eran patéticas e hipócritas.   Y confesó que descubrió quién era Dios, no cuando leyó la Biblia, sino en el silencio de la meditación.   Estaba convencido que todos teníamos que meditar para encontrar a Dios, Quien se encuentra en nuestro interior.

¡¿Qué?!  ¿En serio?  ¿Un sacerdote católico expresando esto en misa?  

Definitivamente fue sui géneris su sermón.  No es algo que uno espere escuchar en una Iglesia Católica.

Yo, y seguramente la mayoría de los que estábamos ahí, no dábamos crédito a lo que estaba diciendo.   A mí se me pusieron los pelos de punta, como se dice vulgarmente, por la emoción que sentí al escuchar sus palabras.    No porque fuera algo novedoso o desconocido para mí.   ¡Todo lo contrario!   Mi sorpresa fue porque, sabiendo yo todo eso -y con remordimientos por creerlo- un sacerdote de mi religión “me dijera” que el camino que había elegido yo era el correcto.

Escuchar a un sacerdote al que yo respetaba por su forma elocuente de hablar, decir justamente lo que yo necesitaba escuchar, aún y cuando iba en contra de lo que normalmente profesan en esa religión, me dejó atónito.   Una lágrima de emoción se asomó en mis ojos.    Era como si mi Dios católico que me enseñaron a amar durante toda la vida, y al cual sentía que traicionaba con mi búsqueda fuera de la religión, me dijera:

“Hijo, no te sientas mal por haberme buscado en tus meditaciones.  Ese es el camino correcto.   Estoy dentro de ti y en todos tus hermanos, en lo profundo de su corazón, su mente y en medio del más absoluto silencio.  Sigue meditando en silencio y me encontrarás.”

Claro que no pienso que podemos encontrar a Dios exclusivamente en la meditación, pero creo que es una de las formas más efectivas para hacerlo.  Especialmente al principio de una búsqueda seria por encontrarlo.  Estoy convencido que lo encontramos cada que nos alineamos, y la señal con la que lo confirmamos son nuestras emociones de amor, paz, felicidad y conocimiento que se encuentran en el tope de la escala emocional.  Y como premio extra son los milagros o manifestaciones que obtenemos.

La sincronía y los tiempos divinos

No sé si logro transmitir la importancia de la sincronía de los tiempos para que se diera este evento.   Estar en el lugar correcto, en el momento apropiado, no es un asunto de casualidades, dice Abraham [Hicks], es obra de Dios por medio de la Ley de Atracción.  Es Dios hablándote al oído y coordinando todo en el Universo para que encuentres las respuestas a lo que buscas o deseas.

Biblia Ley de atraccionEse día, como lo hago la mayor parte del año, pude seguir mi inercia de no ir a misa.   También pude decidir ir a otra iglesia más cercana, con un sacerdote distinto, donde habría escuchado un sermón tradicional.   ¡Pero, no!  Algo en mi interior me inspiró a ir justo ese día, justo a esa hora, justo a ese templo, a escuchar un mensaje único y extraordinario que estaba deseando escuchar justo en ese momento.

No existen las casualidades.  Tus manifestaciones y tus emociones son producto de las vibraciones que tienes activas.  Y definitivamente tenía activa esa vibración: el deseo por la respuesta que recibí ese día.

Cuando estás alineado, la manifestación que has pedido llega en forma de emoción, inspiración, personas, información, lecturas… Y así me sucedió ese día, igual que en tantas otras ocasiones.

Una vez que comenzamos a entender la principal ley del Universo, la Ley de Atracción, el camino de nuestra vida comienza a desenvolverse de formas extraordinarias y sorpresivas.  Como la que me ocurrió a mi en este templo, y como la que me ha ocurrido en muchos casos que he ido platicando en este sitio.  Y sé que a ti te pasará o te habrá pasado igual.   Cuando así te suceda, te invito a que compartas tus experiencias con nosotros por medio de los comentarios aquí abajo.

Por el momento, muchas gracias por leer esta entrada, y te deseo felices manifestaciones con la Ley de Atracción.  Pero, no olvides dejarme tus comentarios antes de partir.

 

Atte.

El aprendiz de LOA

Otros testimonios…

 

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Déjame saber si te gustó con un comentario

17 Comentarios sobre "Dios me mandó su ubicación a mi GPS"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
trackback

[…] Dios me mandó su ubicación a mi GPS […]

Israel Ramírez
Invitado

Excelente lectura y no pude haber encontrado una mejor web como esta. Yo también soy un aprendiz ya tengo un par de años y apenas di con tu dirección web. Perfecto todo lo que escribes. Por favor, continúa así, ya que somos muchos los que estamos buscando este maravilloso camino.

PaO
Invitado
Que emocion leerte nuevamente aprendiz!! Nos abandonaste un buen tiempo, pero que gusto leerte… Fijate que justo edta semana estaba platicando con una amiga de que el domingo quiero ir a la iglesia, mi deseo se intensificó que curioso que hables de DIOS cuando en esta semana he pensando mucho en eso, incluso en meditar!! …. DIOS obra en todo!! Yo respeto todas las religiones pero también estoy segura que DIOS esta afuera de un templo, y aunque me ha costado trabajo entender que el esta dentro de nosotros siempre lo busco!! Y entendí que DIOS no juega ni castiga!!… Leer más »
CLARA HERNANDEZ
Invitado

Tengo un deseo inmenso de aprender todo lo relacionado con LOA, e increiblemente se van dando las condiciones para que así sea y en el tiempo preciso, gracias por este texto es tan gratificante y me motiva enormemente a seguir adelante y saber que estoy pisando el camino correcto lo siento dentro de mi.

odilon garcia mendoza
Invitado

Me ha gustado mucho su ilustracion al respecto de la ley de atraccion, hay algo muy diferente y comprensible al ver otras ideologias en blogs sobre la ley de atraccion, y su LOA me esta abriendo camino para entender mas sobre el tema de la ley de atraccion y yo creo firmemente, que LOA me ha traido a su blog es sorprendente.

Gracias Abraham.

Andrea
Invitado

Que bien, ahora si estoy mas convencida que la meditacion es muy importante en nuestras vidas tanto por el ambito emocional y psicologico como la forma de encontrar a Dios. Lo que si es real esque Dios esta en todas partes y cada persona encuentra la manera de llegar a el, y justamente la semana pasada te escribi acerca de la meditacion porque realmente quiero emplearla en mi vida y mira otro articulo que me convece mas de ellos. Muchas Gracias por el articulo.

Roman E carbajal arvayo
Invitado

estoy realmente agradecido por compartir este bonito mensaje, lleno de sabiduría, de poder, de verdades eternas
y de luz divina.,en lo personal me ciento contagiado de una emoción profunda al leer tan hermosas vivencias
en su vida, y con esto compruebo que lo que está sucediendo en mi vida personal no es obra de la casualidad.,me an sucedido cosas que hace tiempo atrás me serían imposibles de creer.me reservo entrar en detalles sobre eso pero todo esto es una maravillosa realidad.un saludo con todo mi afecto deseando todo lo mejor para usted y sus seres queridos…

Adriana
Invitado

Wow…me encantó tu relato, y esto tampoco es casualidad…que bien se siente saber que Dios esta en todos lados y nos envia su ubicación de tantísimas formas! Gracias por compartir esto…sigamos en este camino!