Proceso LOA: ¿No sería bueno si…?

“¡Decreto ganar un millón de pesos en la lotería!”

“¡Soy una persona saludable, libre de enfermedades!”

“¡Le ordeno al Universo que me entregue un Ferrari último modelo!”

“¡Manifiesto la residencia de mis sueños, con alberca y grandes jardines!”

¿Cómo te ha ido con esas frases?

¿Ya eres millonario, tienes tu Ferrari último modelo o la casa de tus sueños? ¿Ya viviste una sanación espontánea?

Si has manifestado algún deseo de esa magnitud con frases como las anteriores, me encantaría que lo compartieras con nosotros en la sección de comentarios.  Pero, si eres como la mayoría de los seguidores de la Ley de Atracción que las ha probado, probablemente no hayas tenido mucho éxito con ellas.

No quiero decepcionarte ni afectar tu autoestima, pero temo decirte que al Universo no le puedes dar órdenes como lo harías con un empleado.   Auto engañarte con afirmaciones que no crees, tampoco suele tener un gran efecto.   Y utilizar palabras que parecieran salidas de algún libro de hechicería, como “decreto”, aunque suene poderoso, difícilmente funciona.

El secreto está en las emociones que sientes, no en las palabras que repites.   El Universo, Dios, tu ser interior, no escucha las palabras que pronuncias cuando pides, oras o rezas; escucha las emociones que sientes al decirlas.

“El lenguaje de Dios son las emociones” – Gregg Braden.

Puede ser que ocasionalmente tus emociones coincidan con las palabras que utilizas en tus afirmaciones, pero en la mayoría de los casos, y para la mayoría de las personas, no es así.  Si a un bebé le gritas en un tono molesto que lo quieres, ¿qué crees que percibirá? ¿Tus palabras o tu molestia?  Algo similar sucede con el Universo.   No importa que hables o no lo hagas, el 100% del tiempo está sintiendo tus intenciones y emociones, y las refleja en tu vida mediante tus manifestaciones.

Los dos lados de tu deseo

Probablemente ya hayas aprendido que todo asunto de tu interés es como un bastón con sus dos extremos: de un lado está la presencia de eso que deseamos, y en el otro está su ausencia.  Cuando piensas en algún tema, como el dinero, tu trabajo, tu pareja, etc.; tomas el bastón de alguno de los dos extremos.   Sabrás que lo tomaste del lado de su presencia, si te sientes feliz al pensar en ello.  En cambio, si te sientes triste, enojado, preocupado, significa que lo estás tomando del lado de su ausencia.

Puedes utilizar las palabras más positivas o sofisticadas que se te ocurran en tus afirmaciones para intentar manifestar tu deseo, pero si en el fondo estás convencido de que estás diciendo una mentira, estarás tomando el bastón desde el lado de la ausencia de lo que deseas.  Y por lo tanto alejarás su manifestación.  O dicho de otro modo, seguirás manifestando la ausencia de tu deseo.

LOA te “confirma” que tus deseos son imposibles

Si durante mucho tiempo has deseado algo y no lo has podido obtener, lo más probable es que estés convencido de que es algo imposible, o por lo menos difícil de conseguir.  No importa que se trate de dinero, salud, pareja, auto, un buen trabajo, o lo que sea.

Por eso, las cosas que MÁS deseas en tu vida, son las más difíciles de manifestar.  No porque a LOA (Law of Attraction) le cueste más trabajo, sino porque no estás convencido de poder obtenerlo.   La intensidad de tu deseo en este caso trabaja en tu contra.   Pues, ese deseo se convierte en una necesidad, en una obsesión, en algo que “te falta” o que tienes ausente en tu vida.  Y, mientras sientas que algo te falta o está ausente en tu vida, la respuesta del Universo seguirá siendo de más ausencia de eso.

No importa que se lo “ordenes” al Universo, o “lo decretes”, o repitas las más maravillosas mentiras que se te ocurran al respecto.   Si tus creencias, adquiridas por tu experiencia o por el ejemplo de las personas que te rodean, te dicen que eso no es posible, entonces, por más que lo desees, será muy difícil que puedas manifestarlas.

¿Significa que las palabras son inútiles para obtener tu manifestación y no debemos de usarlas?

No del todo.

El poder de las palabras simples

Las palabras son símbolos que para cada persona pueden tener un significado distinto.  Ese significado puede despertar ciertos sentimientos diferentes en cada persona.   Las palabras correctas para ti pueden tener un efecto maravilloso en tus emociones y vibraciones.     ¡Cuidado con escuchar los consejos respecto a cuáles palabras funcionan mejor! La elección de esas palabras es un asunto muy personal y distinto para cada quien.

Mi recomendación es que no utilices en tus afirmaciones o ejercicios de LOA, palabras que no usas en tus conversaciones cotidianas.   Pues, suelen carecer de significado para ti.  Y repetir palabras sin significado te impide emitir vibraciones claras.

Lo he repetido en la mayoría de las lecciones: es mejor poner a prueba a LOA con temas triviales e irrelevantes en tu vida antes de hacerlo con tus grandes deseos.   El pensar en un tema irrelevante en tu vida -siempre y cuando lo hagas con interés o curiosidad- evita que actives creencias limitantes o pensamientos de resistencia, como ocurre con tus deseos importantes.  Logrando así manifestaciones que en muchas ocasiones son instantáneas.

La mayoría de mis manifestaciones, y estoy hablando de más del 95% de las que logro correlacionar con mis pensamientos, han sido acerca de temas que me han causado interés y curiosidad por unos pocos segundos.  Y en ninguno de estos casos puse la intención explícita de manifestar algo al pensar en el tema.  Por eso, todas ellas me han tomado por sorpresa al momento de manifestarse, pues no las estaba esperando.

¿Cómo proyectar ese mismo poder y rapidez a nuestros grandes deseos?  Aquí es donde entran procesos como el que hoy quiero explicarte.

Las afirmaciones y órdenes para el Universo activan para la mayoría de las personas, la vibración de la ausencia de lo que deseas.   Estás tomando el bastón desde el lado de su ausencia.  Difícilmente crees las palabras que repites durante las afirmaciones.   O, ¿confías lo suficiente en esas palabras como para repetirlas en público, frente a cualquier persona?

Cómo te sentirías gritando frente a tus amigos:

¡Soy millonario!

¡Ordeno al Universo que me mande un  millón de dólares!

Por lo menos el Aprendiz de LOA no se atrevería a hacerlo.

Pero, ¿qué pasa si suavizas tu vocabulario y la intensidad de tus palabras?  Ya vimos que los deseos más irrelevantes y con menor resistencia son los que se manifiestan más rápidamente.   ¿Cómo podemos aprovechar nuestras palabras y frases para reducir esa importancia o urgencia que le damos a la manifestación de nuestros mayores deseos y reducir así la resistencia? ¿Cómo le transmitimos al Universo que no estamos desesperados (aunque sí lo estamos) por nuestro deseo no manifestado?

¿Cómo hacer para que nuestros pensamientos acerca de nuestros deseos importantes dejen de sonar a desesperación, tristeza y miedo?

El Experimento

El ejercicio de Abraham [Hicks] que usaremos se llama en inglés “Wouldn’t it be nice if?”, que traducido al español podría ser “¿No sería bueno si?”, y te ayuda a suavizar la intensidad de tus emociones negativas al pensar en el tema de tu deseo.

Para comprenderlo mejor, primero realiza este experimento, repitiendo estas frases tres veces:

  • ¡Soy millonario!
  • ¡Decreto recibir un millón de dólares!

¿Cómo te sentiste al decirlas? ¿Sientes seguridad o sientes que te estás tratando de engañar a ti mismo?

Ahora, como parte de nuestro experimento, repite las siguientes palabras:

  • ¿No sería bueno encontrar una forma de obtener más dinero?
  • ¿Qué tal que sintiera la inspiración para comprar un billete ganador de la lotería?
  • Imagina tener una idea que me permitiera ganar más dinero de una forma divertida

Ahora identifica cómo te sentiste al decir estas últimas.  Más relajado, ¿cierto?

Las palabras del ego

Tal vez hemos visto demasiadas películas de hechiceros y súper héroes, e incluso de escenas malinterpretadas o exageradas de Jesucristo o Moisés haciendo milagros mientras gritan y abren sus brazos ante una nube que les responde con una voz potente. Y por eso nos han convencido que debemos de utilizar palabras como “puedo”, “soy”, “ordeno”, “decreto”, para que aparezca ante nuestros ojos una nube de la cual descienda el objeto de nuestro deseo.

¡Esas son artimañas de nuestro ego! y nuestro ego es la parte contraria de nuestra divinidad creadora.  Nuestra divinidad es discreta y silenciosa, pero infinitamente segura y poderosa.

¿Qué palabras imaginas que Dios usaría para manifestar cualquiera de sus milagros?   ¿Para qué, alguien que lo ABARCA TODO, como Dios, tendría que utilizar palabras para crear?    ¡Dios no es un hechicero!

Si Dios es la inteligencia infinita que abarca todo, entonces sus pensamientos se convierten en su creación.   Dudo que Dios haya tenido que lanzar un grito de guerra para crear la vida, un planeta o una nueva galaxia, o para transformar una célula madre en una neurona o en un hueso.

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Nosotros somos la extensión de Dios, y hemos heredado la capacidad de Dios de crear.    Y entre mayor esfuerzo pongamos en la creación, más difícil será que podamos crear.    Ni siquiera tenemos que convencernos de que podemos crear, para poder hacerlo.    Al contrario, sólo tenemos que dejar de convencernos que no podemos crear.   Tenemos que dejar de enfocarnos en los pensamientos que nos hacen menos que felices (ver Escala emocional), pues en nuestra felicidad está nuestro poder creador.

Usa tu propio lenguaje

Siendo seres físicos en este espacio tiempo, dominados y limitados por nuestros sentidos físicos, tenemos a nuestra disposición herramientas como la palabra, para facilitarnos enfocar nuestros pensamientos y emociones de la forma correcta.   Entonces, repetir frases como las que recomienda este ejercicio de LOA nos permiten enfocarnos en el tema que deseamos, pero sin activar los pensamientos de resistencia que normalmente activaríamos al pensar en nuestros GRANDES deseos.

La traducción literal al español de este ejercicio es “¿No sería bueno si?”, pero si esa no es tu forma común y corriente de hablar, como tampoco lo es para mí, entonces podemos intercambiarlas por otras distintas.   Yo, en lo personal utilizo frases como las siguientes, con las que me siento más cómodo y natural:

  • Qué tal que…
  • Sería padre que…

Te recomiendo que busques las palabras más naturales que puedas sentir.  No importa que utilices varias distintas según vas realizando el ejercicio y te sientas inspirado.   Incluso hay algunas palabras que a algunos nos pueden sonar un poco altisonantes o groseras, pero que son de uso común para gran parte de la población, y que tienen más emotividad para muchas personas.   No dudes en usarlas, si es lo natural para ti.

No te preocupes porque Dios se ofenda, pues no escucha las palabras, escucha las vibraciones.     Y si esas palabras te llenan de energía, entonces son las adecuadas.  Hay algunas personas que utilizan palabras políticamente correctas y sofisticadas, ocultando tras ellas las peores intenciones y vibraciones.   Además, lo más común es que repitas las frases en tu mente, así que nadie tiene por qué saber qué palabras estás utilizando.

Aquí te presento una lista que te podría servir, a ver qué te parece:

  • Qué padre que …
  • Me encantaría que…
  • Me gustaría que …
  • Qué tal que…
  • Estaría chi#$%ón que…
  • Qué chévere que…
  • Estaría perrón que…
  • Estaría de po#$ mad… que…
  • Estaría bien que…
  • Sería bueno que…
  • Imagina que…
  • Sería chido que…
  • Estaria a toda ma…re que…
  • Sería lindo que…
  • Me gustaría que…
  • Qué buena onda si…
  • Sería brutal que…
  • Qué fantástico sería…
  • Estaría genial que…
  • Qué maravilloso sería…
  • Qué bacán sería…
  • Qué buenísimo sería…
  • Estaría increíble que…
  • Qué buena onda que …
  • Qué masa sería…

¿Cuál te gusta más? ¿Cuál se te hace más natural?

Utiliza las frases o términos que más te plazcan y te hagan sentir mayor emoción de una forma natural, sean de esta lista o no.  Puedes realizar el ejercicio completo con respecto a un sólo tema o deseo que te interesa, repitiendo cualquier cantidad de frases que se sientan bien.  Por ejemplo unas 10, 20 o las que tú gustes.  Intenta hacerlo mientras manejas o vas en el transporte público, por ejemplo.

No lo hagas por manifestar

No hagas este o ningún ejercicio de LOA con la intención de manifestar el dinero, salud, pareja que deseas, sino en alcanzar una mejor emoción.    No importa que repitas 1 o 100 frases, si no consigues mejorar tu emoción con el ejercicio, no te será de ningún beneficio.    Según vayas diciendo más frases deberías de sentir un tipo de alivio, satisfacción o felicidad.  Son tus vibraciones que se están elevando.

La mayoría de las veces yo utilizo el ejercicio sin pensar en un tema o deseo en particular.  Simplemente pensando en elevar mis vibraciones, reflejadas en mi emoción activa.   No es raro que el ejercicio se entremezcle con el ejercicio de apreciación, pues palabras similares se usan tanto en este ejercicio como con el de apreciación.  Por ejemplo:

  • “Sería padre que encontrara información sobre negocios redituables” (ejercicio de ¿No sería bueno si…?)
  • “Qué padre que ya he tenido negocios redituables” (ejercicio de apreciación)

Y es que en el primero estás apreciando la posibilidad de que algo ocurra, y en el segundo aprecias lo que ya ha ocurrido.    Y es el sentimiento de apreciación, sin importar que sea en relación a tu pasado o al futuro, el que te lleva a tu alineación y te da el poder de recibir tus manifestaciones.

¿Cada cuándo deberías de practicarlo para manifestar?

Esa es una pregunta que denota tu desalineación, pues demuestra que sigues enfocado demasiado en la manifestación, y más específicamente en la ausencia de tu deseo.   Y mientras siga haciendo así, es una prueba de que tus vibraciones siguen bajas y estás alejando la manifestación.

Este y todos los ejercicios/procesos/juegos de LOA nos sirven como herramientas a utilizar durante el día para aprender a enfocar nuestra mente hacia pensamientos que nos provoquen emociones positivas.   Si esperas tener un ejercicio que puedas realizar una o dos veces al día, mientras que el resto del tiempo te quejas de lo que sucede a tu alrededor, te concentras en las malas noticias, justificas tus penas, chateas sobre los defectos de los demás, lamentas tu suerte… entonces estás muy lejos de ser un manifestador intencional.    Se trata de hacer lo necesario a lo largo del día para inclinar la balanza de tus emociones hacia la felicidad y el amor incondicional, independientemente de que pienses o no pienses en tus deseos.

Vigila tus emociones negativas

Tu objetivo para ser un creador intencional consiste en ser una persona más consciente de sus emociones, especialmente de sus emociones negativas.  Para que cuando surja el miedo, temor, envidia, inseguridad, tristeza, coraje, aburrimiento… hagas algo consciente para reemplazarlo por emociones que estén por lo menos un paso más arriba en la escala emocional.    De ahí la importancia de tener a la vista la lista de las 22 emociones de la escala emocional, quizás impresas y pegadas en tu pared o como fondo de tu computadora, para que domines el arte de escalar uno o más niveles a lo largo de tu día.

Y no te confundas. La mayoría de la gente piensa que los ejercicios sirven para aprender a “pedirle” al Universo.  Peor aún, que sirven para ordenarle al Universo.  Pero, no es así.   Las peticiones de tus deseos ya fueron realizadas, muy probablemente de forma inconsciente, según has ido definiendo tus preferencias al vivir el contraste y la variedad en el día a día (Paso 1 de LOA).

Los ejercicios de LOA sirven para alinearte (mejorar tus emociones), permitiéndote entrar a tu estado de receptividad y así poder recibir tus manifestaciones.  El Universo no se puede confundir con respecto a cuáles son tus deseos.   Tu ser interior está al pendiente, intentando en todo momento indicarte por medio de tu inspiración cuál es el camino para que puedas recibir cada uno de tus grandes y pequeños deseos.

Ejemplo de una sesión

El siguiente es un ejemplo de una sesión utilizando el ejercicio que te acabo de explicar, para que te sirva de modelo.  Recuerda que las palabras deben de salir de tu propia inspiración.  No hay palabras correctas e incorrectas.  Sabrás que lo hiciste bien si al terminar el ejercicio te sientes mejor que al principio.

  • Qué padre sentirse feliz.
  • Qué bueno sería tener un carro deportivo.
  • Qué bien poder tener más tiempo para disfrutar con mi familia.
  • Qué padre si encontrara un trabajo divertido en el que me pagaran bien.
  • Qué tal que me llegara una idea para ganar un dinero extra.
  • Estaría genial adelgazar mientras disfruto las comidas que me gustan.
  • Sería genial vivir en un lugar con muchos árboles verdes y aves coloridas.
  • Imagina que recibiera dinero que no esperaba.
  • Qué chévere poder disfrutar de unas buenas vacaciones en la playa.
  • etc, etc.

¿Qué te parece?  Fácil, ¿no?

Las frases en una sesión pueden ser sobre todos los temas que se te vayan ocurriendo, o puede ser una sesión enfocada en un tema en particular, como por ejemplo bajar de peso sin tener que hacer dieta.   Sólo evita incluir los “peros”, “cuándos” o “cómos”, para no introducir resistencia en el ejercicio.

Te invito a que lo practiques y me dejes tus comentarios, para ver cómo te sentiste.   Y si hay otras palabras con las que te sientas más cómodo, compártelas con nosotros para incrementar nuestra lista.

Practícala todos los días, mientras obtengas satisfacción al hacerlo.  Buscando sobre todo aprender a mejorar tus emociones del día a día.  Si lo haces verás que poco a poco tus días se llenarán de más eventos satisfactorios y deseos manifestados.  Recuerda que no se trata sólo de las sesiones de ejercicios que hagas, sino del tipo de pensamientos y emociones en las que te enfocas a lo largo de tu día.   Entre menos emociones negativas tengas, mayores serán tus manifestaciones.

Adquiere el libro de El Aprendiz de LOA

Y no olvides que ya está a la venta mi libro: “No me digas que la Ley de Atracción funciona ¡MUÉSTRAME!”, que incluye la explicación de los aspectos más importantes para hacer funcionar la Ley de Atracción y 26 testimonios donde explico paso a paso la forma en que pensé y sentí para poder obtener cada una de las manifestaciones.    No hay mejor forma de enseñar que con el ejemplo, así que en este libro podrás aprender con testimonios reales para que muy pronto puedas compartir con nosotros tus maravillosas manifestaciones.  Puedes obtenerlo en el siguiente link:

 

¡Felices manifestaciones!

 

El Aprendiz de LOA

Referencias:

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Déjame saber si te gustó con un comentario

25 Comentarios sobre "Proceso LOA: ¿No sería bueno si…?"

avatar
Ordenado por:   más nuevo | más viejo | más popular
Marco Antonio
Invitado

Gracias, me encantó y llego en el momento exacto. Bendiciones

trackback

[…] popularmente usada por los fanáticos de LOA- para intentar obtener sus anheladas manifestaciones. (Te recomiendo leer “No sería bueno […]

armando
Invitado

me encanto, me gusto mucho

trackback

[…] popularmente usada por los fanáticos de LOA- para intentar obtener sus anheladas manifestaciones. (Te recomiendo leer “No sería bueno […]

trackback

[…] un violoncello.   Sin saberlo aplicó algo similar al ejercicio que explico en el artículo de “Proceso LOA:  No sería bueno si…”.  Si no lo has leído te recomiendo […]

Rosa María
Invitado

Hola Aprendiz, qué gusto volverte a leer. Con agrado observo cómo le he ido dando otro giro a mi vida. Apenas empiezo, pero empiezo bien, estoy convencida. Ya te he comentado varias de mis experiencias con LOA, pero antes no sabía de lo que se trataba, ahora que lo sé procuro leer, investigar, consultar todo lo relacionado con este tema, aunque con cautela porque es fácil toparse con charlatanes. Te leo con calma, repaso las sugerencias de ejercicios, busco las fuentes que sugieres y poco a poco me voy adentrando en la maravillosa LOA.
Gracias por compartir.
Rosa María

Clara Hernández
Invitado
Aprendiz: Es un enorme gusto y satisfacción el material que nos compartes, he leido tres veces este artículo y cada vez le encuentro algo mas, realmente es muy facil de comprender y muy enriquecedor, los ejemplos muy buenos y me funcionan muy bien, mi problema es que no soy constante y eso a veces me vuelve a regresar a mi desalineación, pero ahora estoy convencida de que me aplicaré con mis emociones para seguir avanzando, recibi el correo de tu libro, y ya estoy impaciente para que ya se publique y correre con gusto a comprarlo, te mando saludos y… Leer más »
Isabel
Invitado

Agradecida como siempre de leerte y feliz cuando recibo un nuevo email tuyo de una nueva entrada en el blog. Me ha encantado el ejercicio y la forma de explicarlo.
Aprecio de corazon tu tiempo y conocimiento para este blog! Esperando tu libro como agua en Mayo! Bendiciones

Guadalupe
Invitado
Hola Aprendiz! Con este artículo he comprendido un poco más del proceso de manifestación, en realidad yo hablo con Dios, LOA, Universo lo que sea. Para mi es (él) y siempre, siempre le digo “sorprendeme”. Dejame te digo que vengo de una familia en donde las mujeres son propensas a enfermar de cancer y diabetes. Mi madre es diabetica y tiene un problema renal, mi hermana menor es diabetica y tiene cancer de mama. Yo desde que me entere de la diabetes de mi mamá hace 25 años le dije a “el” me gustaría jamas enfermarme y le agradecería enorme… Leer más »
Carmen
Invitado

Me ha encantado!! Muchas gracias!!

Rogelio
Invitado

Me intereso’ este comentario,
Yo necesito un nuevo trabajo, como hago para que se manifieste?
“Tengo el trabajo ideal que satisface todas mis necesidades.
Seria bueno tener el trabajo que quiero. Cual de estas afirmaciones seria la ideal para que se manifieste lo mas pronto posible?

Jaine Rojas
Invitado

Muy acertados tus comentarios y enseñazas, en lo personal estoy muy agradecido con el creador y el universo, por que a través de mi existencia las cosas que he deseado han llegado, no se si tarde o en su momento,pero he obtenido lo deseado,y pienso que me los dado de acuerdo a mi escala social, pero feliz y satisfecho y sin preocupaciones fuertes, FELICIDADES Y GRACIAS POR TU INFORMACION Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO.

Lola M.
Invitado
Felicidades por el post. Leyendo tu blog, me estoy concienciando cada vez más de que sentirme bien es mi tarea principal. Eso me relaja mucho. Este es un buen ejercicio y sobre todo, me gusta mucho la manera en que lo explicas de forma práctica. Así se hace fácil hacerlo inmediatamente. Lo había escuchado antes, pero tienes talento para desmenuzar los conceptos y hacerlos muchísimo más digeribles para cabezas testarudas como la mía. Me gusta mucho el ejemplo del bastón para hablar de la vibración de ausencia y presencia. Este para mí es un punto especialmente crítico. Desear y pensar… Leer más »
Maria
Invitado

Buen día Aprendiz
Más que gustarme, me abre la posibilidad de sentir mío este proceso, has sido claro en la explicación de las situaciones y forma de tener una manifestación.
Pregunta, si tengo pensamientos positivos sobre un tema y al final, me doy cuenta que acabó con sentimientos negativos,
Es posible que sea un indicador que eso que deseo, no es conveniente para mí?
Saludos