¡No fue mi culpa manifestar esta enfermedad!

Comprendo perfectamente cuando la gente se siente decepcionada de la ley de atracción. ¿A quién le va a agradar que le afirmen que es responsable de su enfermedad, sus deudas, o del maltrato al que la someten otras personas?

El siguiente es un ejemplo que una amable lectora nos presenta, que nos permite explorar ese aspecto difícil de aceptar sobre LOA y nuestras vibraciones. Le agradezco por abrirse y exponer con tal honestidad su decepción por la ley de atracción.

A continuación presento su valiente inquietud, que no es poco común que sea compartida por más de uno, aunque pocos lo reconozcan. Muchos de los que nos hemos comprometido con el estudio de LOA tenemos, o hemos tenido, en algún punto de nuestra búsqueda emociones similares.

Con mi respuesta espero ayudarla a ella y a quien lo necesite, a superar ese bache y hacerle entender que no somos culpables de nuestras manifestaciones, pero sí tenemos una responsabilidad y el poder para cambiarlas.

La pregunta

Nuestra amiga comenta lo siguiente:

Hola! estoy pasando por una situación de salud que me hace cuestionar muchas cosas, entre ellas LOA. No le puedes decir a alguien que, por ejemplo, tiene una enfermedad mortal, que “fue su culpa, que el/ella lo atrajo”. Y tampoco le puedes decir que sanará “cambiando sus moldes”. Intento mantenerme positiva, pero no lo logro. Y te digo que no quiero ofender a nadie con mi comentario. Me gusta tu blog, sencillamente que me cuesta mucho trabajo mantenerme con pensamientos y sensaciones positivas cuando vivo situaciones “difíciles”. Por favor, ¿podrías ayudarme? Gracias!

La siguiente fue mi respuesta, que quise compartir con el resto de la comunidad de aprendices de LOA:

Antes que todo, gracias por presentarme tu inquietud. No sólo no me ofendo, sino que aprecio mucho que me expongas con honestidad tu opinión y sentimiento con respecto a LOA. Con esto me brindas la oportunidad de cuestionarme y analizar a fondo aspectos tan relevantes y reales en su aplicación como los que comentas.

Nos permite también abrir un canal para poder compartir con otros, información que les ayude a clarificar su comprensión de esta ley universal. Especialmente aquellos que pasan por situaciones difíciles como la tuya y en los que pareciera que LOA no sólo no les está brindando una solución, sino que pareciera ser la culpable de que el problema siga creciendo.

La realidad

Hemos aprendido que las cosas son de cierta manera. Todos a nuestro alrededor están de acuerdo en que las cosas son así. Y abundan las pruebas físicas, incluso en nuestro propio cuerpo, que nos “demuestran” que tenemos la razón en pensar así.

Pruebas que nos parecen demostrar que la realidad es esa que vemos o percibimos. ¡Nuestros sentidos no nos pueden estar engañando! –nos decimos– ¡Tanta gente que coincide con nosotros no puede estar equivocada! ¡Especialmente los científicos y doctores no pueden estar equivocados! … por lo tanto, ¿cómo creer algo, como LOA, que parece contrario a la realidad que estamos viviendo?

Hemos aprendido a vivir en algo que llamamos La Realidad.

Por eso, contrario a lo que la mayoría piensa… LOA… el encuentro con tu verdadero ser… tu alineación…en realidad no consiste en aprender algo nuevo. Al contrario, sacarle un provecho positivo a LOA consiste en desaprender y dejar de hacer lo mismo que hemos estado haciendo. Dejar de estar tan convencidos que lo que hemos aprendido y con lo que todos están de acuerdo, necesariamente sea la realidad última.

Es irónico, pero no importa que creamos o no creamos en LOA, que seamos o no personas religiosas, que recemos o maldigamos, que nuestra vida sea buena o mala, abundante o pobre, que seamos honestos o hipócritas. En cualquier caso todos estamos emitiendo vibraciones.

La culpa de las manifestaciones

Usar la palabra culpa, como lo has hecho, no es correcto en este contexto. Nadie tiene la culpa de lo que le pasa; tú no tienes la culpa de tu enfermedad. El decirlo así habla precisamente de la falta de comprensión sobre esta Ley del Universo.

Hemos vivido engañados cuando pensamos que Dios nos puede castigar. Qué lamentable sería si Dios compartiera las limitaciones y defectos de las personas. Propensos a juzgar y decidir castigos o penas que en su opinión merecen los demás. ¿Cómo es que nos hemos inventado que Dios necesita algo de nosotros y que si no lo cumplimos seremos castigados?

Los conceptos limitan nuestra comprensión

Incluso utilizar el término LOA o Ley de Atracción, limita nuestra visión y comprensión, porque lo hemos convertido en un concepto limitado y lleno de prejuicios. De forma similar a como a la palabra “Dios” le damos un significado limitado por nuestros conceptos y creencias aprendidas erróneamente sobre Él/Ella.

Como dice el Tao:

El Tao que puede ser expresado, no es el Tao absoluto. El nombre que puede ser nombrado, no es el Nombre absoluto.

No puedes nombrar a Dios sin limitarlo.

Hablar de LOA es hablar de mucho más allá que una simple herramienta para manifestar nuestros caprichos o deseos. Sería más conveniente y preciso hablar de vibraciones.

No es la manifestación lo que buscas

No tienes que preocuparte por LOA. No tienes que preocuparte por tus manifestaciones. Por lo único que tienes que preocuparte es por tus vibraciones.

No hay que enfocarse en nuestras vibraciones con la intención de demostrar que contamos con un poder mágico y universal con el que somos capaces de conseguir grandes cosas o milagros; o de cumplir nuestros caprichos sin esfuerzo. Si lo haces así, irónicamente, será casi imposible conseguir ese poder o por lo menos entender sus resultados, o en el peor de los casos obtener los resultados que esperamos.

Es en el momento en que dejas de buscar las manifestaciones, que las comienzas a obtener.

Tienes que buscar elevar tus vibraciones con el único propósito de sentir satisfacción. Quieres la paz. Quieres la felicidad. Pero, ni siquiera tienes que elevar tus vibraciones con la intención de manifestar la paz y la felicidad.

No quiero confundirte, a lo que me refiero es que debes buscar primero la paz y la felicidad y eso elevará tus vibraciones. Con fines prácticos la paz y la felicidad son sinónimo de vibraciones elevadas.

Hazlo -eleva tus vibraciones- porque quieres ser feliz incondicionalmente. Lo puedes conseguir si dejar de preocuparte de lo que pueda ocurrir en el futuro o de lo que haya ocurrido en el pasado. ¿No acaso buscamos las manifestaciones para conseguir esa paz … tranquilidad … felicidad? Pero al hacerlo así, estamos poniendo las carreta delante de los caballos. Primero van los caballos y atrás va la carreta. Primero va la felicidad y después le seguirán las manifestaciones.

Busca primero el reino de Dios, y lo demás se te dará por añadidura.

La enfermedad es tu salvación

Deberíamos agradecer por nuestras enfermedades y malestares, trátese de un dolor de cabeza, unas ronchas en la piel o una enfermedad crónica. De la misma forma en que tenemos que agradecer que en nuestro auto haya un indicador del nivel de gasolina.

Lamentarnos por la enfermedad es igual que hacerlo porque el indicador de gasolina nos muestra que el tanque está casi vacío.

“¿Por qué inventaste el indicador de gasolina, Dios mío? ¡no me lo merezco!”.

Dios te pone el indicador de gasolina, pero… ¡adivina! Te da la libertad de ponerle o no gasolina. Así que si se te acaba la gasolina, no es culpa de Dios. Por eso te dio algo para que puedas saber en todo momento si el tanque se está vaciando. O, tal vez sea mejor imaginarlo como un indicador del nivel de aceite. Si no le hacemos caso a sus señales el auto se puede desvielar, y entonces será más difícil arreglarlo… aunque no imposible.

Si se siente bien, está bien

Ese medidor que Dios nos dio, son las emociones. Por alguna extraña razón no entendemos que si nos sentimos bien, entonces significa que estamos bien, y si nos sentimos mal es que estamos mal. Es decir, si nos sentimos bien es porque tenemos pensamientos correctos, alineados con los de Dios. Si nos sentimos mal es porque tenemos pensamientos/creencias que no están alineadas con las de Dios.

¿No suena como algo natural? ¡Dios nos dio las emociones! Y nos las dio para que sepamos que vamos por buen camino o por mal camino. Cuando estamos cumpliendo con la razón por la que estamos en este mundo físico, nos sentimos bien. Estamos alineados con nuestro verdadero ser, con Dios. La sensación de felicidad y paz es el reconocimiento de nuestra divinidad.

Pero, incluso hemos distorsionado tanto el tema de las emociones, que nos hemos inventado que debemos de sentirnos mal por sentimos bien al pensar de una forma que otras personas no aceptan. O, también creemos que debemos de sentirnos mal por los pensamientos y creencias que otros tienen acerca de nosotros. O porque no cumplimos las expectativas de los demás.

Seguimos convencidos que aquello que sucede a nuestro alrededor es lo que nos hace sentir bien o mal. Cuando son los pensamientos/creencias que nosotros mismos tenemos sobre eso que ocurre a nuestro alrededor, lo que provoca que nos sintamos bien o mal. Que nos alineemos o nos dealineemos.

Esas creencias que hemos aprendido de nuestros padres, amigos, películas, publicidad, autoridades, son las que dictan lo que opinamos y sentimos sobre lo que sucede a nuestro alrededor. Y por ellas es que surgen las emociones que sentimos.

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

I agree to have my personal information transfered to AWeber ( more information )

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Dios no juzga ni castiga

Dios, creámoslo o no, no juzga absolutamente nada. Ni siquiera lo que llamamos malo. Y cuando tú estás totalmente alineada, tampoco sientes la necesidad de juzgar, porque en ese momento eres la mente de Dios. Y en ese “no juicio” de tu mente, mágicamente, surge el amor de Dios en nuestra mente… en su mente… que es nuestra propia mente. Pero, sólo podemos despertar a ello si logramos callar eso que nos impide entenderlo, si logramos callar nuestras creencias, juicios y opiniones.

¿Por qué tengo un dolor de cabeza? Solemos darnos razones como: ¡Porque he tenido un día muy pesado! O, porque algo debe estar mal con mi cuerpo. Pero, no. No hay nada malo con tu cuerpo. Así como tampoco hay nada malo con el medidor de gasolina o aceite cuando nos señala que llegó el momento de corregir una situación. ¿Lo importante es que el foco se mantenga apagado o que el tanque tenga gasolina?

Las primeras señales te indican que la gasolina está bajando -lo hace por medio de tus emociones- , pero nos hemos vuelto tan indiferentes a estas, que el marcador necesita llamar tu atención con señales más drásticas. Quizás encienda foquitos de alerta, tal vez suene un timbre, y si no hacemos caso de ninguna de esas señales, será el carro deteniéndose el que nos hará ver que nos hemos quedado sin combustible.

¡No hay forma de que no descubras tarde o temprano que falta gasolina¡

No mates a tu jefe ni te divorcies

Tú decides en qué momento cambias o le agregas más aceite o gasolina. Lo puedes hacer a la primer señal, o al momento en que no te quede otra opción. Tú decides en qué momento haces algo por evitar las emociones negativas, cuando comienzas a sentirlas, o cuando estés enfermo.

No se trata de matar a tu jefe o renunciar a tu trabajo, no se trata de gritarle al que se te atravesó en la calle, no se trata de decirle sus verdades a tu pareja o divorciarte, para evitar que te hagan sentir mal.

¡Entiéndelo! NO ES LO EXTERNO lo que te está haciendo sentir mal. ¡Son tus pensamientos y creencias al respecto!

¿Te has dado cuenta que una persona puede sufrir desconsoladamente por una situación por la que otra podría sentir alegría? “La felicidad de unos es la desgracia de otros” dicen por ahí. Sucede porque cada uno tiene sus propias ideas y creencias al respecto. Y son las ideas/creencias/pensamientos los que te hacen feliz o triste no la situación.

La buena noticia es que puedes controlar esos pensamientos. Y al hacerlo puedes controlar tus emociones. Y al controlar tus emociones puedes enfocar tus manifestaciones. Es decir, al echarle aceite al carro cuando baja de nivel, evitarás que el foquito rojo del carro se encienda, o mejor aún, evitarás que se desviele el carro.

Controla tus pensamientos, controla tu enfermedad

Hoy en día uno de mis mayores logros conscientes con LOA se encuentra en la forma en que controlo mis dolores de cabeza (Ver Dolores de cabeza que desaparecen). Ya ni siquiera les llamo dolores de cabeza. En cuanto me viene una sensación molesta en la cabeza, que otros no dudarían en llamarle dolor de cabeza, tomo conciencia que he estado concentrando mis pensamientos de la forma equivocada en los últimos minutos.

Me queda claro que la sensación/dolor en mi cabeza es el aviso para hacer algo con mis emociones; es tan sólo el foquito de la gasolina adivirtiéndome que he estado sufriendo sin merecerlo ni necesitarlo.

En ese momento me concentro en otra cosa… o tal vez sea más preciso decir que me desconcentro de aquello en lo que mis pensamientos y emociones han estado enfocados; y en muchas ocasiones voy más alla y me desconcentro de cualquier tema.

Casi instantánea y mágicamente el malestar desaparece. Así me ha sucedido por lo menos durante los últimos 5 años en los que no he tenido un dolor de cabeza que dure más de 5 minutos, sin necesidad de tomar algún medicamento.

¿Qué hacemos normalmente ante este tipo de situaciones? No sólo seguimos concentrados y culpando a lo externo por nuestro malestar, sino que le sumamos una nueva preocupación: la atención al dolor de cabeza o a la enfermedad. Las vibraciones, que ya eran malas de por si, ¡ahora están peores! porque ante el malestar surge en nosotros el miedo a la enfermedad.

No temas a la enfermedad, teme a tus vibraciones

¡No le tengas miedo a la enfermedad, del mismo modo en que no le tienes miedo al indicador de gasolina! Tu cuerpo puede sanar cualquier enfermedad. Está diseñado para eso. ¡Si supieras todo lo que está sanando en este momento te sorprenderías!

Témele a tus vibraciones. Y temerles no significa preocuparte, al contrario, significa dejar de temer a cualquier manifestación o pensamiento que te aqueje. Significa dejar de sufrir, dejar de molestarte, dejar de deprimirte, por lo que sea en que estés enfocándote. Si lo haces, no habrá opción, te dejará incondicionalmente en una posición o emoción: en la de la de paz y felicidad.

Nuestro ser interior es tan sabio que cuando tenemos una enfermedad mortal con la cual nos han desahuciado. ¿Qué hacemos? Ante el temor a la muerte decidimos que nada es realmente importante … que todo son detalles insignificantes. Nuestro ego cae rendido. Tomas conciencia de que te has preocupado en la vida por cosas sin importancia.

Es en ese instante en que mucha gente decide que ya nada le preocupará y simplemente disfrutará de todo lo que le queda de vida. Y cuando lo hace adecuadamente… disfrutando de cada nuevo instante, convirtiéndose en amor viviente, dejando de estorbarle al cuerpo al secretarle todo tipo de toxinas provocadas por sus emociones negativas… en lugar de lamentarse su suerte. En ese momento es que llega a sanar milagrosamente, sin que los doctores puedan explicarse cómo es que sucedió.

¿Por qué ocurren este tipo de milagros? porque hacemos precisamente lo que debíamos hacer desde un principio. Lo que hubiera mantenido el indicador de la gasolina a nivel. Ser felices incondicionalmente.

No son las catástrofes las culpables

Generalmente no adquieres una enfermedad grave debido a una situación dramática o trauma severo de tu vida.

La tienes por el goteo constante y pequeño de tus emociones negativas en el día a día, por tus hijos, por tus padres, por el vecino, por tu jefe, por el trabajo… perdón, rectifico… ¡en realidad no la tienes por ellos! La tienes por la forma en que decides percibir lo que tus hijos, tus padres, tu vecino, tu jefe, tu trabajo han estado haciendo.

Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, porque los pensamientos/las creencias tienen fuerza. Tienen impulso. Tienen momentum. Entre más tiempo los hayamos practicado, entre más gente nos los haya demostrado, entre más autoridad o respeto tengamos por quien nos lo haya enseñado, más difícil será soltarlos y pensar de una forma diferente. ¡Por culpa de LOA!

¿Piensas que LOA es una bendición?… lo puede ser, pero también es una maldición. Porque LOA hace que atraigas ideas y manifestaciones similares a aquello a lo que le has estado poniendo atención con tus pensamientos.

Premio o castigo para los sacrificados

¿Has vivido con preocupaciones toda tu vida? ¿qué te parece una enfermedad, para que sigas teniendo preocupación?

“¡Dios! ¿Por qué me das otra preocupación? si ya he tenido tantas en la vida!… ¡He sido tan bueno y me he preocupado por todos a mi alrededor!”

¡Sorpresa! Dios no funciona así. Muchos me van a odiar y van a decir que estoy blasfemando, pero Dios no anda dando premios a quien más se sacrifica. Dios/el Universo te da cosas similares a las que te has estado enfocando, cosas que te hacen sentir de forma similar a como te has estado sintiendo.

Y si lo que has sentido es preocupación y angustia, te dará más razones para preocuparte y angustiarte. Si has pasado la mayor parte de tu vida sufriendo porque no tienes control de lo que hacen tus hijos, tus empleados o tu esposo, te dará … atraerás… más cosas por las cuales sentirás que no tienes control; como una enfermedad.

No cambies tu vida, cambia tus vibraciones

Puedes seguir lamentándote de tu situación, y echarle la culpa a Dios, a tu cuerpo, a los demás. O podrías cambiar tu enfoque y pensar que el castigo por no ser feliz …. es una mayor infelicidad. Podrías comenzar a pensar que la felicidad proviene de nuestra naturaleza divina, de nuestro verdadero ser, de nuestra alineación, y no de lo que hacen o piensan los demás.

Como dijo un gurú:

“No necesitas nada para ser feliz… necesitas algo para ser infeliz”

Mooji

Si pusieras tu mente del ego quieta, libre de opiniones, ¡harías el mayor de los descubrimientos! La mente de Dios surgiría detrás de tu mente egoíca, y ¿adivina qué emoción sentirías?… ¡felicidad! ¡paz! … Tan sólo tienes que dejar de obscurecer tu mente divina con todas esas creencias y pensamientos que no te han llevado a nada.

Si tienes una enfermedad grave, lo que tienes que hacer es evaluar -no lo que pasa a tu alrededor, o lo que pasa con tu cuerpo- sino cómo estás percibiendo lo que sucede en el día a día en tu vida. ¿Cómo estás sintiendo los aparentemente insignificantes eventos de tu vida?

Al hacerlo, no llegues a la conclusión de que tienes que cambiar tu vida. ¡Tienes que cambiar tu percepción de tu vida! … Por cierto, cuando lo hagas, es bastante probable que tu vida cambie por sí misma. No le queda de otra, porque todo es vibración y el Universo nunca deja de responder a tus vibraciones.

No te vayas sin hacer esto

Como siempre, espero que esto te sea de utilidad, y te invito a que dejes un comentario o pregunta aquí abajo. Hazme saber que hay alguien al que le sirve e interesa que este aprendiz de LOA siga compartiendo su conocimiento y experiencia. Y si tienes oportunidad, te invito a adquirir el libro de El Aprendiz de LOA. Abajo podrás encontrar el link para hacerlo en Amazon. O si ya lo adquiriste, te invito a dejar tu evaluación y comentario en Amazon, para que otras personas se interesen por aprovechar el poder de LOA para cambiar su vida.

Felices manifestaciones

El aprendiz de LOA

Referencias:

P.D. Adquiere el libro de El Aprendiz de LOA y conviértete en un creador intencional

Si te gusta aprender con el ejemplo, no te pierdas el primer libro de El Aprendiz de LOA: “No me digas que la Ley de Atracción funciona ¡MUÉSTRAME!”, que incluye la explicación de los aspectos más importantes para que tú también hagas funcionar la Ley de Atracción por medio de 26 testimonios donde explico paso a paso la forma en que pensé y sentí para poder obtener cada una de las manifestaciones.      Obtenlo en cualquiera de los siguientes links:

¡Aprende LOA gratis por correo!

Aprende los secretos de la Ley de Atracción de una forma simple, práctica e interesante con el Aprendiz de LOA

I agree to have my personal information transfered to AWeber ( more information )

Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento.

28
Déjame saber si te gustó con un comentario

avatar
11 Comment threads
17 Thread replies
3 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
MariaEvaIsabelisabel herreroAlo Recent comment authors
más nuevo más viejo más popular
Maria
Invitado
Maria

El artículo me ha gustado mucho, de hecho todos los que he leído. Pero quisiera saber que puedo hacer cuando me siento triste para no atraer más cosas que me hagan sentir tristeza. O si tienes algún artículo que hable sobre eso. Cuando vivo algo que me causa tristeza se me hace muy difícil volver a mi estado de paz y relajación. Gracias

Eva
Invitado
Eva

Hola! Yo acabo de iniciarme un poco en esto de LOA, y hay algo que me preocupa. He leído parte de El Secreto, de Byrne, y ella dice que si tienes miedo o no quieres que pase algo, lo estás atrayendo con más fuerza. Mi mayor miedo es la muerte de mi padre, y me da miedo pensar que mientras pienso a veces en ello, estoy acelerando su muerte. Pero entonces, si alguien deseara que alguien se muriese (un ejemplo muy radical, pero para que me entiendas), se moriría, no? Cómo puede explicar algo así LOA? Muchas veces no controlamos… Leer más »

isabel herrero
Invitado
isabel herrero

Hola aprendiz, cuando recibí este email con tu nueva entrada y como siempre hago, decidí guardarlo para un momento especial . A veces es en el mismo día , a veces más tarde. Hoy, lo he abierto . Que curioso porque era su momento . En medio de toda la situación que estamos viviendo a nivel mundial y sobre todo en España , estos días están siendo , tal vez , los más duros para mi y para muchos . Y justo lo leo ahora , y justo me recuerdas con un gran ejemplo , como es el de la… Leer más »

Isabel
Invitado
Isabel

Desde mi mensaje ha pasado todo un dia, ahora es de noche y mirando en retrospectiva el dia , te voy a contar algo . Después de leer y alinearme con tu articulo , decidí volver a releer otros de tus artículos pasados y escribir ideas en mi cuaderno de LOA . Después de unos dias muy duros , he conseguido girar la percepción y con ello , no sólo me has ayudado , he podido hablar con amigos y familiares que necesitaban lo mismo desde ese una vibración más altas , donde gracias a ti , hoy , he… Leer más »

Alo
Invitado
Alo

Hola aprendiz buenos días, el motivo del siguiente escrito es para ver qué estoy haciendo mal, esperando recibir tu apreciable ayuda. Mira hace como un mes más o menos un poco más estábamos mi esposo y yo muy entusiasmados por el asunto de un carro teníamos la clara idea del color y el modelo la marca todo. En nuestro sentir y pensar está esa idea de hecho desde inicio de año empezamos la técnica del tablero de visión. Bueno el caso es que en el municipio donde vivimos hace rifas constantemente y casual iban a rifar un carro del mismo… Leer más »

Carol
Invitado
Carol

Gracias Aprendiz de Loa!! Siempre es un placer leer tus articulos.
Ayer tuve una manifestación inesperada. Logré tener sobre la palma de mi mano a un hermoso pajarito (lo había intentado meses atrás pero no se manifestaba). Lo logré olvidándome del tema y subiendo mis vibraciones. Pero subí mis vibraciones no con la intención de atraer ese pajarito sigo para sentirme bien conmigo misma.
Sigo aprendiendo…
Te envío un cálido saludo!

Maria Hernandez
Invitado
Maria Hernandez

Hola Aprendiz
Me encanto el artículo, disipo dudas que tenía, tienes razón en cuanto a las creencias, he hecho lo que pensé que no podía, haciendo a un lado las creencias y sintiendo me feliz y en paz.
Mi vida va cambiando poco a poco para mejor.
Agradezco tus enseñanzas

Luis Gerardo Sánchez Medina
Invitado
Luis Gerardo Sánchez Medina

La información de este artículo me cayo como del cielo, en verdad la necesitaba

Luis Gerardo Sánchez Medina
Invitado
Luis Gerardo Sánchez Medina

En la información de el tema tu unica responsabilidad para manifestar un deseo en donde utilizas la analogía de la gelatina, me parece que es una información buenísima como la de la teoría del DOBLE CUÁNTICO DE JEAN PIERRE GARNIER Male, en donde nos dice que debemos tomar un vaso con agua antes de dormir y justo cuando estamos ya listos para dormir, en ese momento le digamos a nuestro doble cuántico tengo este problema un ejemplo, estoy desempleado, ayúdame a atrae el mejor empleo, tu ya sabes mejor que yo lo que necesito, traeme el empleo que me va… Leer más »

Luis Gerardo Sánchez Medina
Invitado
Luis Gerardo Sánchez Medina

Excelente información que nos ayuda muchísimo, gracias

Alde
Invitado
Alde

“Seguimos convencidos que aquello que sucede a nuestro alrededor es lo que nos hace sentir bien o mal. Cuando son los pensamientos/creencias que nosotros mismos tenemos sobre eso que ocurre a nuestro alrededor, lo que provoca que nos sintamos bien o mal. Que nos alineemos o nos dealineemos”

Excelente, me encanta !!!

Cotton
Invitado
Cotton

Muy buenas, Aprendiz de LOA. Primero que todo, felicitarte como siempre por tus artículos. Soy lector de tu blog desde hace algún tiempo, y me encanta. Tal y como dices, al final todo se resume a percepciones, las cuales generan las emociones y luego las vibraciones. Los casi infinitos puntos de vista de todos los seres humanos son más poderosos de lo que el común de la gente piensa. En ese contexto, quisiera que si por favor, tú (ya que estás más intruído en el tema de la Ley de Atracción que la mayoría acá y que muchos supuestos gurús),… Leer más »